Enviar
Cercanía con el sector oeste de San José y la costa la proyecta como nuevo polo de auge inmobiliario
Orotina atrae nuevos desarrollos
Propietarios de terrenos propician negocios aprovechando la inauguración de la autopista

Daniel Chacón
[email protected]

Con la nueva autopista a Caldera, el rango de opciones de vivienda, comercial e industrial se amplió, especialmente para quienes tienen vínculos con el sector oeste de San José, y les resulte funcional estar cerca de la costa a la vez.
Cincuenta minutos de manejo entre la casa y el trabajo es el tiempo que una persona estaría dispuesta a conducir ya que lo hace hoy si viaja del sector este al oeste de la capital. Por eso, urbanizar zonas como Orotina para algunos adquiere sentido.
Una serie de desarrollos incipientes en esas latitudes tientan a compradores que buscan un condominio tranquilo, con ambiente de campo pero lo suficientemente cerca como para permitir el desplazamiento al trabajo.
A eso se suma el atractivo del costo del metro cuadrado. En Escazú puede costar hasta $120 en lotes con todas las previstas, mientras ese mismo terreno en Orotina puede rondar los $70.
De esta forma, empresarios apostaron por sustituir fincas dedicadas al ganado y siembra de mango por residenciales que ofrezcan comodidad, y un ambiente relajado para personas que trabajan en el oeste de la capital y tengan posibilidades de desplazarse.
Los asesores en bienes raíces prevén que la pretensión de vivir en los alrededores de San José, pero cerca de la vez, es lo que da atractivo a la zona.
Para el caso residencial, esa cercanía y lejanía con la ciudad constituye un atractivo, e incluso el poco tiempo que se requiere para llegar a la playa.
Esa demanda residencial generaría una presión para que se dé un desarrollo comercial y el proyecto para construir una radial que conecte a Orotina con El Coyol potenciaría la instalación de desarrollos industriales que quedarían en buena posición con respecto al aeropuerto Juan Santamaría y el puerto de Caldera, comentó Alvaro Ortiz, asesor inmobiliario.
“Ahorita la oportunidad es para todo tipo de gente, desde el que quiere vivir en la zona, hasta quien quiere especular un poquito con el terreno”, agregó.
Y esa amplitud de posibilidades es lo que está generando negocios, comentó Ortiz. Empresarios, propietarios de terrenos y desarrolladores precisamente conversan para sacar provecho del momento y oportunidades que se vislumbran.
Uno de los proyectos concebidos y con mayor avance es Hacienda Los Ceibos, ubicado en Cascajal de Orotina, en el kilómetro 65 sobre la autopista a Caldera.
Este condominio promociona la venta de 87 lotes, de los cuales unos 30 ya fueron vendidos. El terreno total de la propiedad es de 47 hectáreas, y las dimensiones de cada lote pueden ser entre los 2.500 m2 a los 7 mil m2; de los cuales el dueño puede construir únicamente sobre el 35% de la extensión.
De momento, solo tres casas se han levantado, pero esperan que las ventas se dinamicen conforme la carretera genere otros desarrollos aledaños al proyecto.
“Cuando hicimos el estudio de factibilidad, descubrimos que existe mercado para familias costarricenses, en las cuales las parejas fueran profesionales y buscaran un lugar para pasar un tiempo de descanso de calidad; esto tiene la facilidad de estar a menos de una hora del oeste de San José”, manifestó Fernando Batalla, socio propietario de Hacienda Los Ceibos.
Tras invertir unos $4,5 millones, esperan vender la mayoría del proyecto en un plazo no mayor a los tres años.
El negocio es visto con buenos ojos por consultores en el bienes raíces, quienes aseguran que la plusvalía de los terrenos de la zona incrementó en un 30% con la inauguración de la autopista.
Por ello, es un buen momento para comprar, antes que surjan nuevos desarrollos que encarezcan más el valor de la tierra, previó Gabriel Calvo, consultor de NAI Bienes Raíces.
De momento, se conoce la intención de desarrollar un condominio para personas retiradas tanto nacionales como extranjeras, que se construiría paralelo a un centro de salud.
Conforme aumente la población, igual surgirán oportunidades para el comercio y aumentará el costo de la tierra.


Ver comentarios