Logo La República

Domingo, 20 de octubre de 2019



NACIONALES


Han sufrido saqueos de huevos

Organización en Península de Nicoya pide fondos para proteger tortugas

Playa en la que opera recibe desoves de cuatro especies

Jeffry Garza [email protected] | Lunes 24 septiembre, 2018

La asociación protege casi todos los 5 kilómetros de playa Ario desde la boca del río Bongo
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República


Cirenas, una organización sin fines de lucro ubicada en la península de Nicoya, urge fondos para fortalecer su operación, luego de sufrir un saqueo que terminó con la vida de varias tortugas bebés.

La asociación protege casi todos los 5 kilómetros de playa Ario desde la boca del río Bongo.

A inicios de mes, un grupo de personas destruyó la cerca que protegía el vivero donde resguardan 64 nidos y saqueó tres de ellos, con la mala fortuna de que las tortugas estaban a pocos días de nacer y ya no tenían valor comercial.

Al sacarlas del nido y romper los huevos, terminaron matando decenas de animales en periodo de incubación para venderlos como alimento, pero que por su nivel de desarrollo, ya no servían para tal fin.

“Respetamos que en Nicoya eso sea tradición, pero lo que hicieron en nuestro vivero demuestra total ignorancia y falta de conciencia”, expresó Ashley Grew, directora de Cirenas.

Lo grave del asunto es que las cuatro especies que protege la asociación están en peligro de extinción: lora, carey, baula y verde.

Entre setiembre y octubre es una de las temporadas más fuertes de desove de estas especies.

Los voluntarios recogen los huevos a pocos días de nacer para protegerlos de los depredadores naturales y los pescadores de la zona, para posteriormente guiar a las pequeñas tortugas en su camino rumbo al mar.

Sin embargo, respetan a sus “competidores” en la playa para no generar disturbios.

“El que llega primero al nido se queda con él. Respetamos a los pescadores porque no queremos generar conflictos”, dijo por su parte Keylin Torres, encargada de Proyectos y Voluntariado de la ONG.

Cabe resaltar que el saqueo de huevos es ilegal.

Las penas a las que se expone quien mate, cace, capture, destace, trasiegue o comercie tortugas van de uno a tres años.

El Sistema Nacional de Áreas de Conservación expide un permiso especial para que este tipo de organizaciones mueva los huevos de los nidos originales hacia los viveros.

En Cirenas aseguran haber denunciado los actos de vandalismo ante las autoridades, pero hay dificultades logísticas que impiden la correcta protección de las tortugas.

No existen accesos seguros para la policía durante la temporada de lluvias y no hay guardaparques destacados en la zona, de acuerdo con Grew.

El pueblo más cercano es Bello Horizonte, ubicado a 20 minutos de la playa.

Con este panorama, la única solución que vislumbran en Cirenas es pagar por un servicio de seguridad, para lo que necesitan fondos adicionales.

Si quiere ayudar a esta causa ambientalista puede llamar al número 8390-4088 o escribir al correo [email protected].

Labor ambientalista

Cirenas ofrece voluntariado a extranjeros y nacionales, que solo deberán costear su alimentación para ayudar a salvar tortugas.

Nombre Cirenas

Fundación 2008

Directora Ashley Grew

Empleados 6

Voluntarios 15*

Sitio web www.cirenas.org

*Cifra Mensual


NOTAS RELACIONADAS






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.