Enviar
Organice su boda, sin dejar de lado su matrimonio
Con el ajetreo de los preparativos de la boda, algunas parejas se olvidan de detalles importantes para su vida en común

Melissa González
[email protected]

Organizar la boda es una gran preocupación para aquellas parejas decididas a dar el sí.
Por ello esta tarea se deja en algunos casos en manos de los famosos “Weeding Planners” u organizadores de bodas.
El hotel JW Marriott Guanacaste Spa & Resort organizó un encuentro en el país que reunió a profesionales en el tema, y como invitado especial estuvo el charlista, licenciado en comunicación y maestro de desarrollo humano, Eduardo Garza, de México, quien ofreció conferencias para estos expertos y compartió herramientas para una vida plena en pareja antes y después de la boda.
“Entre la decisión de casarnos y la boda misma transcurre un tiempo especialmente cargado de significados, emociones, paradojas y ambivalencias. Nuestra cultura familiar y la de nuestra pareja, nuestros apegos, neurosis, recursos e irracionalidades afloran configurando una etapa especialmente intensa y emocionante de la vida. En medio de ese periodo, irremediablemente ruidoso, nos merecemos un espacio para pensar en lo importante y ordenar el caos”, aseguró Garza.
El especialista insta a las parejas a preparar no solo la boda, sino la vida que continuarán, ya que este es solamente un día simbólico.
Entre las recomendaciones que ofrece para antes del enlace está que se establezca una excelente comunicación sobre aspectos que se consideran críticos y situaciones que se podrían presentar en el futuro.
Por ejemplo, la visión de cuántos hijos se desean tener, y la posibilidad de que nazca un niño enfermo o con alguna discapacidad.
Otros factores que se deben tomar en cuenta es el afecto y la sexualidad, la relación con la familia y amigos, así como el trabajo, el tiempo libre y la economía del hogar.
“Cuando se sientan a dialogar, puede que concuerden en algunas cosas y en otras no, es una forma de ver los diferentes puntos de vista y conocer dónde están los retos”, comentó.
Como recomendaciones para después de la boda son ponerse en los zapatos del otro, ya que a veces se crea una distorsión emocional en la que se maximizan los errores y no se aprecian los aspectos positivos.
Ver comentarios