Enviar
Expertos apuntan a que datos respecto a disminución del abstencionismo en 2010 son precipitados
Optimismo por baja en abstencionismo podría desinflarse
• Mientras elecciones de 2006 reportaron las cifras de abstención más altas en los últimos 53 años encuestas señalan para 2010 un 25%
• Proyecciones más cercanas podrían tenerse en enero de 2010

Carlos J. Mora
[email protected]

Los datos que han lanzado los más recientes estudios de opinión de las principales casas encuestadoras en el país sobre la intención de voto de los costarricenses en los comicios de febrero llenan de optimismo a unos.
Los últimos sondeos de CID-Gallup, Unimer, Demoscopia y Borges y Asociados apuntan que entre un 70% y un 76% de los costarricenses ejercería su voto en las elecciones nacionales, cifras que de concretarse el 7 de febrero de 2010 pasarían a la historia, pues revertirán la tendencia de incremento del abstencionismo.
Las cifras concuerdan con las aspiraciones del Tribunal Supremo de Elecciones, que apuesta a una participación electoral del 75% en las votaciones, confiado en que el debate dado durante el referendo sobre el CAFTA haya generado un mayor interés por la política, especialmente entre la población joven.
Sin embargo, para otros sectores estas cifras a tres meses de los comicios resultan precipitadas.
“Para enero vamos a tener una proyección más cercana a la realidad, definitivamente habrá un cambio en la tendencia en estos próximos meses”, comentó Esteban Alvarez, gerente de Costa Rica de CID-Gallup.
En el mismo sentido de dar un espacio más de tiempo para ver el comportamiento de los partidos políticos y del electorado coincidió Elma Bejarano politóloga de la Universidad Autónoma de Centroamérica.
“Tendremos que esperar, las encuestas son una fotografía de un momento, pero me parece que este fenómeno se da por liderazgo de Laura Chichilla en las encuestas, pues motiva a liberacionistas a afianzar ese apoyo, mientras reta a los opositores a buscar votos para propiciar una segunda ronda”, comentó Bejarano.
De igual modo, según Sergio Moya, profesor de la Escuela de Ciencias Sociales de la Universidad de Costa Rica, las encuestas no estarían reflejando la intención de los costarricenses de acudir a las urnas.
“No veo un aliciente para que el abstencionismo se reduzca, pues la campaña electoral de 2010 no se prevé tan polarizada como la de 2006 y la del referéndum del Cafta, habrá que esperar un poco más”, apuntó Moya.






Ver comentarios