Oposición...nuevo aliado de Laura
Enviar
Ante división en Liberación, partidos darían respaldo a mandataria para proyectos
Oposición… nuevo aliado de Laura
Bancadas se quejan de dificultad para negociar con oficialismo y temen ingobernabilidad

La eventual dificultad que enfrentaría el Gobierno para impulsar proyectos de su administración en el Congreso, debido a desavenencias con sus diputados y la evidente división en la bancada oficialista, se intenta subsanar con votos de la oposición.
Y es que ante la posibilidad de que el país sufra de ingobernabilidad por esas causas, varias fracciones en la Asamblea Legislativa, le han ofrecido a Laura Chinchilla, presidenta de la República, ayudarle a gobernar apoyando proyectos vitales para su administración como la ley de electricidad, el impuesto a las sociedades anónimas y en algunos casos, hasta el plan fiscal.

Eso sí, le advierten que no se trata de un cheque en blanco, sino simplemente de una “oposición responsable”.
“Es evidente que hay una gran división a lo interno del Partido Liberación Nacional (PLN), lo cual no solo ha afectado la dinámica del Congreso, sino también la gobernabilidad. A veces no se sabe con quién negociar, si con los diputados aristas o los figueristas, incluso hay veces que hasta cuesta identificar a un legislador que sea realmente afín a la Presidenta. De continuar así esta situación nos dirigiremos al despeñadero, a menos que la oposición se una y le ayude a doña Laura a gobernar, en nuestro caso estamos preocupados por la situación y estamos dispuestos a tenderle la mano a la mandataria”, dijo Víctor Emilio Granados, jefe de fracción del Partido Accesibilidad sin Exclusión.
Durante las últimas semanas varias señales en el parlamento dejaron al descubierto algunas desavenencias entre el Gobierno y sus diputados, así como la división interna en la bancada del PLN.
Uno de esos indicios fue la advertencia de Guillermo Zúñiga, legislador oficialista y ex ministro de Hacienda de combatir el plan fiscal que enviará el Gobierno a la Asamblea Legislativa, si este incluye un impuesto de valor agregado superior al 13%.
Otras señales fueron la solicitud de renuncia a la curul que hizo la propia mandataria al legislador Víctor Hugo Víquez, por no estar satisfecha con su labor, así como la acalorada discusión que se generó en el PLN, por la lectura de un comunicado en el plenario para defender a Oscar Arias, ex presidente de la República, quien adujo ser injuriado por un columnista del diario La Nación.
“Desde el puro comienzo de esta administración, nosotros logramos notar que la bancada del PLN no estaba completamente cohesionada y que algunos legisladores responden a otros líderes del partido y no necesariamente a la Presidenta. Ya le hemos dado muestras a la mandataria de nuestra actitud positiva para aprobar leyes, queremos respetar el pacto de gobernabilidad que firmamos y así lo haremos, daremos nuestros votos a los proyectos en que concordemos”, expresó Danilo Cubero, jefe de fracción del Movimiento Libertario.
Pese a las señales de discrepancia con algunos de sus diputados, el Gobierno niega que existan diferencias; sin embargo, admite que la ayuda de la oposición es importante para impulsar proyectos.
“La fracción del PLN ha demostrado una fuerte unión y lealtad a la Presidenta de la República y no me cabe duda de que en este periodo de sesiones extraordinarias eso va a quedar demostrado con hechos. Ahora, del mismo modo que se ha hecho en los meses anteriores, es muy positiva para el futuro del país la actitud de las diferentes fracciones de mostrar su disposición a facilitar acuerdos en proyectos trascendentales y contribuir a la gobernabilidad”, manifestó Marco Vargas, ministro de la Presidencia.

Esteban Arrieta
[email protected]

Ver comentarios