Oposición: “Vía rápida para IVA y Renta es una fantasía de Solís”
Hasta que no se contenga el gasto, el PUSC no dará sus votos para aprobar nuevos impuestos, asevera Rosibel Ramos, diputada de de ese partido. Archivo/La República
Enviar

Las intenciones Luis Guillermo Solís de aprobar en el primer semestre de este año, los nuevos impuestos a través del IVA y la Renta, serían por el momento, una fantasía del Presidente.
Esto, siempre y cuando la oposición no se quiebre y la lucha por la presidencia del Congreso entre el PLN y el PUSC no cambie el panorama.
Para validar una vía rápida que fije una fecha de votación para los nuevos tributos, el Gobierno ocuparía el respaldo de Liberación Nacional y otro partido numeroso para conseguir los 38 votos que se requieren.
Sin embargo, los verdiblancos, el PUSC y el Movimiento Libertario rechazan a priori esa posibilidad, ya que primero debe contenerse el gasto del Gobierno.
Fijar un límite a los salarios de los burócratas, así como a las pensiones con cargo al presupuesto, son demandas de la oposición, antes de discutir nuevos tributos.
Asimismo, quieren la aprobación de la ley contra el fraude fiscal y la normativa de caja única que se encuentran en la corriente legislativa.
“Mediante la vía rápida pretenden doblarnos el brazo para aprobar los nuevos impuestos y empobrecer así a todos los costarricenses, pero nosotros haremos todo lo que esté a nuestro alcance para evitarlo”, dijo Otto Guevara, del Movimiento Libertario.
Aunque en principio la oposición está firme en contra de los nuevos impuestos, en días pasados varios legisladores del PUSC, acusaron a sus homólogos de Liberación, de negociar a las espaldas del resto de la oposición, un acuerdo político con el Gobierno para validar el IVA y la Renta en los próximos seis meses.
A cambio de ello, los verdiblancos obtendrían la Presidencia del directorio legislativo en mayo, de acuerdo con Rosibel Ramos, subjefa de fracción socialcristiana.
Los socialcristianos lanzan esta acusación, tras darse a conocer una reunión de la semana pasada entre Liberación y Helio Fallas, ministro de Hacienda, en la que Julio Rojas, jefe de los verdiblancos, pidió al Gobierno hacer una campaña en medios de comunicación, para crear conciencia sobre la necesidad de nuevos gravámenes.
Esto, con el objetivo de que Zapote asuma el costo político de defender nuevos tributos.
Ayer, los verdiblancos se sacudieron de las críticas de los socialcristianos y negaron cualquier acercamiento con el Gobierno por este tema, no obstante, sí dejaron claro que les interesa liderar la Asamblea Legislativa a partir de mayo.
En ese sentido, recordaron que hace un año, cuando se conformó la alianza opositora que hoy controla la Asamblea Legislativa, quedó claro que en caso de continuar la oposición unida, habría una rotación en el puesto de presidente del Congreso y que a partir de 2016, le correspondería a un diputado del PLN.
Mientras tanto, legisladores del PUSC han señalado que cuando se negoció la creación de la alianza opositora, no se formalizó nunca la rotación del cargo.

Ver comentarios