Oposición tiene en la mira controlar el Congreso
“Lo que ha pasado en los últimos meses podría ser el inicio de un directorio de oposición”, comentó Juan Luis Jiménez, jefe de fracción del PLN. Archivo/La República
Enviar

Diputados quieren darle seguridad jurídica al país, ante decisiones “desacertadas” del mandatario

Oposición tiene en la mira controlar el Congreso

Rompimiento de acuerdo entre Gobierno y el PUSC abre portillo para negociaciones

Con el objetivo de evitar supuestos nuevos abusos en el manejo de la Asamblea Legislativa, varios partidos de oposición ya tienen entre sus planes de 2015, ganar el Directorio Legislativo, y con ello, dirigir el debate en Cuesta de Moras.
Se trata de Liberación Nacional, el PUSC y Alianza Demócrata Cristiana, quienes ya comenzaron negociaciones informales.
La inseguridad jurídica que se desprende de varias decisiones que ha tomado Zapote en las últimas semanas, los obliga a tomar cartas en el asunto.
La aprobación del presupuesto de 2015 por ¢7,9 billones, a pesar de que ese proyecto fue rechazado en cuatro votaciones por los diputados, así como el levantamiento del veto a la reforma procesal laboral, son acciones que no se pueden dejar pasar, explican los legisladores.
“Lo que debemos consolidar es una alianza parlamentaria que garantice la seguridad jurídica en el país, para no afectar más la generación de empleo en este país, para evitar las chambonadas que se han venido cometiendo y de esta forma, establecer claramente una política energética y de infraestructura clara, en vez de un desorden de administración como el que tenemos en estos momentos, de la mano del Presidente y sus aliados del Frente Amplio”, indica Mario Redondo, legislador por Alianza Demócrata Cristiana.
La conformación de un Directorio Legislativo de oposición después del 1° de mayo, podría poner en dificultades al gobierno de Luis Guillermo Solís.
“Lo que ha pasado en las últimas semanas, podría ser el inicio de un directorio de oposición. Sin embargo, lo que más nos interesa a nosotros es la consolidación de un grupo opositor para hacer un trabajo constructivo”, afirmó Juan Luis Jiménez, jefe de fracción del PLN.
En caso de que los diputados del PAC sean desplazados de esos importantes puestos, la oposición tendría el chance de distribuir a su antojo a los legisladores en las diversas comisiones y de esta forma, garantizarse una mayoría para impulsar o enterrar iniciativas en esos foros legislativos.
Por otra parte, el Presidente del Congreso controla el debate en Cuesta de Moras y tiene la potestad de emitir resoluciones para ordenar la sesión del Plenario. Precisamente, gracias a esa atribución, el mandatario logró defender el plan de gastos del otro año de cualquier recorte.
Para ganar el directorio, la oposición requiere al menos 29 votos.
Esto significa que los partidos no oficialistas requieren el apoyo del PUSC para lograr su objetivo.
Esa bancada era aliada del PAC y de Luis Guillermo Solís, hasta mediados de diciembre, cuando el Gobierno levantó el veto a la reforma procesal laboral y obvió un acuerdo político con los socialcristianos.
“Este diputado no se ve votando por el PAC para el Directorio Legislativo, luego del incumplimiento del acuerdo político que teníamos”, indicó Gerardo Vargas, legislador del PUSC.
Durante 2015, el Presidente tiene la intención de discutir en el Parlamento proyectos de gran complejidad como la ley de empleo público y la iniciativa integral de pensiones.
Asimismo, se prevé el inicio del debate de temas fiscales como la aprobación del IVA y la Renta Global, así como millonarios préstamos y fideicomisos para el desarrollo de infraestructura.

201412292238040.n11.jpg

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR


Ver comentarios