Logo La República

Miércoles, 26 de enero de 2022



NACIONALES


Oposición tendría su alianza

Esteban Arrieta earrieta@larepublica.net | Martes 04 febrero, 2014

De manera sorpresiva Johnny Araya perdió una ventaja de más del 20% en la intención de voto. El domingo, se desinfló en la elección y permitió a su rival Luis Guillermo Solís, colarse en una segunda ronda. Marco Monge/La República


Excandidatos evitarían costo político de apoyar al PLN

Oposición tendría su alianza

Cercanía ideológica atraería al Frente Amplio y al PUSC hacia Luis Guillermo Solís

Tras la derrota electoral de este domingo, las malas noticias no terminan para Johnny Araya, quien tendría que enfrentar el resto de la campaña política solo, sin la posibilidad de conformar una alianza con otro partido.
Ser el enemigo común de la oposición lo pone en desventaja, pues ninguna agrupación desea asumir el costo político que significa apoyar al PLN, que en estos momentos tiene las de perder.

Esta no sería la primera vez que la oposición se une en torno a un líder para derrotar al PLN.
El hecho de representar al partido de gobierno en esta campaña, hizo que el liberacionista Araya recibiera los ataques de toda la oposición durante meses.
En ese sentido, tanto el PAC, como el PUSC y el Movimiento Libertario se presentaron ante el electorado como la opción de cambio.
Ahora que la contienda se definirá en segunda ronda, la gran mayoría de esas agrupaciones políticas se uniría en torno a Luis Guillermo Solís, candidato del PAC, para impulsar ese cambio político.
No es de extrañar que en las próximas semanas varios líderes como José María Villalta del Frente Amplio y Rodolfo Piza del PUSC, les pidan a sus seguidores apoyar a la agrupación rojiamarilla para vencer al continuismo del PLN.
De hecho, en medio de la campaña, el propio Villalta indicó en un debate que él votaría por Luis Guillermo en una segunda ronda.
Asimismo, Piza reconoció que los lazos de amistad y coincidencias ideológicas con el aspirante rojiamarillo le ayudarían a impulsar sus iniciativas.
“El unirse al PAC es hoy un atractivo para los partidos que quieren un cambio, pues difícilmente alguien quiera cargar con el costo político que significa impulsar la permanencia del PLN en el poder tras las elecciones del domingo”, expresó Francisco Barahona, analista político.
Otro elemento a tomar en consideración, es el hecho de que el PAC tiene una mayor afinidad ideológica con los principales grupos de oposición.
Para nadie es un secreto que la transparencia en la función pública, el rescate de la Caja y los compromisos laborales, unen a los rojiamarillos, al Frente Amplio y al PUSC.
Sin embargo, el que sí podría volver a ver a Liberación es el Movimiento Libertario.
La agrupación dirigida por Otto Guevara, asemeja más sus ideas a Liberación Nacional, en temas como la apertura eléctrica del ICE y la promoción del comercio local e internacional, por ejemplo.
No obstante, difícilmente los libertarios se jueguen el chance de apoyar a Johnny.
“En términos de afinidad política el Movimiento Libertario está cerca del PLN. Sin embargo, no creo que ellos se jueguen el chance de dar su respaldo a un grupo político que atacaron agresivamente en campaña. Lo más seguro es que dejen suelto a su electorado para que este decida qué hacer pues el costo político es muy alto”, indicó Claudio Alpízar, analista político y columnista de LA REPÚBLICA.
Esta no sería la primera vez que la oposición se une en torno a un líder para derrotar al PLN.
En 1978 por ejemplo, Rodrigo Carazo llegó al poder gracias a la coalición de varios partidos políticos.
Más recientemente, varios grupos de oposición le dieron al jaque mate a Liberación en el Congreso al conformar la Alianza por Costa Rica.

Esteban Arrieta
earrieta@larepublica.net
@earrietaLR






© 2022 Republica Media Group todos los derechos reservados.