Oposición sale a cazar votos para recortar altos salarios públicos
Ottón Solís, diputado del PAC, sería la ficha de la oposición para revertir voluntades en su partido, con el fin de aprobar una agenda de contención del gasto. Gerson Vargas/La República
Enviar

201605032055320.recuadro-11.gif
La alianza opositora inició desde ayer una cacería de votos en la Asamblea Legislativa, para lograr el respaldo de los tres diputados que le faltan, para impulsar una agenda de contención del gasto por la vía rápida, en la que se encuentran proyectos para revisar algunos salarios de lujo de burócratas, así como las pensiones millonarias con cargo al presupuesto.
La hoja de ruta también incluye la ley contra el fraude fiscal, que ayudaría a aumentar la recaudación al Gobierno.
La tarea no parece sencilla a simple vista, a pesar de contar con el respaldo de siete partidos políticos, ya que a inicios de semana, el Frente Amplio y el PAC emitieron un comunicado conjunto para oponerse.
Sin embargo, existe la oportunidad de que Ottón Solís, diputado y fundador del PAC, esté dispuesto a apoyar esa agenda, pues en distintas ocasiones señaló la necesidad de recortar “los salarios abusivos” de algunos altos jerarcas y funcionarios de media escala.
Ottón buscaría convencer a otros diputados del PAC como Epsy Campbell, Franklin Corella o Javier Cambronero, y de esta forma, se podrían sumar los 38 votos que se requieren para aprobar el 208 bis y así establecer una fecha de votación para los proyectos.
Ayer, Solís aceptó a La República su interés en la agenda de la oposición, pero aseveró que lo mejor sería negociar también una vía rápida para los tributos que reclama el Gobierno y así enfrentar el déficit fiscal desde todos los ángulos.
“Nuestro objetivo es ponernos de acuerdo sobre la vía rápida este jueves. Ya Ottón nos dijo que está con nosotros y esperaríamos que nos ayude a conseguir los dos votos que faltan”, dijo Otto Guevara, diputado del Movimiento Libertario.
La alianza opositora la conforman también Liberación, el PUSC, Renovación Costarricense, Restauración Nacional, el PASE y Alianza Demócrata Cristiana.
El grupo se reunificó este domingo con la intención de contener el gasto público, antes de aprobar el IVA y la renta que pide Luis Guillermo Solís.
En ese sentido, los diputados del PAC y el Frente Amplio acuerpan al mandatario y se oponen a revisar los gastos del Estado, si no se ven al mismo tiempo los nuevos gravámenes.
“Estamos ante varios proyectos en contra de los derechos de la clase trabajadora y recortes al gasto que atentan contra la salud pública, la educación, el cuido de los niños, la seguridad pública, en vez de buscar que los ricos y los evasores paguen impuestos para reducir el déficit fiscal”, dijo Edgardo Araya, diputado del Frente Amplio.

 


Ver comentarios