Oposición quiere boicotear vía rápida para impuestos
Este domingo los diputados escogerán al nuevo presidente del Congreso, quien podría influir en el debate de nuevos impuestos. Gerson Vargas/La República
Enviar

201604272032260.recuadro-8.gif
La oposición está dispuesta a darle sus 16 votos a Liberación Nacional para que dirija el Congreso, a cambio de que los verdiblancos se comprometan por escrito, a no aplicarles la vía rápida que quiere el Gobierno a los proyectos de IVA y renta.
El PUSC, el Movimiento Libertario, Renovación Costarricense, Restauración Nacional y Alianza Demócrata Cristiana, ya conformaron un bloque de 16 diputados, que ofrece a los verdiblancos la Presidencia del primer poder de la República.

El dilema para el Gobierno es que sin el respaldo del PLN, no podría sumar los 38 votos que necesita reglamentariamente, para establecer un plazo de votación a las iniciativas de impuestos, tal y como lo pidió el presidente Luis Guillermo Solís.
Para Zapote los nuevos tributos son vitales, ya que el déficit fiscal asciende al 5,9% del PIB y sin aumentar la recaudación habría un recorte en el gasto público para el otro año y el congelamiento de los salarios públicos, entre otras medidas.
Sin embargo, para la alianza opositora lo más importante es reducir el gasto estatal.
“Si conformamos la alianza un año más, no habría nuevos tributos que desestimulen el comercio y la industria en este 2016 y parte de 2017”, comentó Otto Guevara, diputado libertario.
La unión del PLN con esos partidos de oposición le daría a este bloque 34 votos para controlar el Plenario y repartirse los puestos en las comisiones, por lo que podría influir directamente en el debate, para atrasar esos proyectos de forma voluntaria.
Además de ese compromiso, la oposición también pide a Liberación que se concentre en una agenda de proyectos para contener el gasto público, entre los que se encuentran, iniciativas para limitar a ¢5 millones el salario máximo de los burócratas, así como un plan para restringir el monto de las pensiones con cargo al presupuesto.
Sobre estos temas, Juan Luis Jiménez, candidato del PLN a dirigir el Plenario, dijo que el partido ve como prioridad la contención del gasto para este tercer año de trabajo y que los impuestos no podrían aprobarse antes de dichas iniciativas.
Otra de las peticiones de los diputados de oposición es que la conformación de la Comisión de Hacendarios se mantenga prácticamente igual.
“Para defender nuestra agenda, nos gustaría mantener los puestos en la comisión y ojalá dirigir un año más ese foro legislativo; sin embargo, para el PUSC lo más importante es la agenda de proyectos a tratar”, dijo Gerardo Vargas, jefe electo de la bancada rojiazul.
Mientras tanto, en la bancada verdiblanca, ayer todavía no se habían iniciado las conversaciones formales con el bloque opositor, ya que aún la fracción se recuperaba de las fisuras internas, tras nombrar a Jiménez como candidato a dirigir el plenario.


Ver comentarios