Enviar
Cinco fracciones postulan a Juan Carlos Mendoza del PAC como presidente del Parlamento
Oposición pone a Laura “contra las cuerdas”
Ministro de la Presidencia indica que mantendrán negociaciones, pero al mismo tiempo advierte sobre posible escenario de enorme ingobernabilidad

A dos semanas de la elección del nuevo directorio legislativo, la oposición puso ayer contra las cuerdas al gobierno de Laura Chinchilla y al Partido Liberación Nacional (PLN), al acordar un pacto que desplazaría totalmente al oficialismo de los puestos claves en el Parlamento.
Esto, porque cinco bancadas escogieron a Juan Carlos Mendoza, jefe de fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC), como su candidato para dirigir la Asamblea.
Asimismo, se repartieron entre sí la vicepresidencia, las dos secretarías, los miniplenarios y las comisiones.
El puesto de jerarca del Congreso es de vital importancia, pues a él le corresponde dictar resoluciones, determinar el uso de la palabra en el Plenario y repartir los diputados en los diversos foros legislativos. Asimismo, puede acelerar o frenar el avance de los proyectos de ley.
Tradicionalmente, el partido que está en el Gobierno hace todo lo posible por ganar la elección de dichos puestos, ya que lidiar con uno directorio de oposición complica la tramitación de leyes consideradas vitales por el Poder Ejecutivo.
El bloque no oficialista cuenta con los votos necesarios (31) para desbancar al Gobierno.
La última vez que esto sucedió fue hace 30 años, durante el gobierno de Rodrigo Carazo.
El 1° de mayo los diputados deberán designar por medio de una votación secreta a los nuevos integrantes del directorio legislativo.
La designación de Mendoza como candidato se logró gracias a que Luis Fishman, diputado de la Unidad Social Cristiana (PUSC), declinó presentar su nombre a la presidencia del Congreso.
“Llegamos a la conclusión que la elección de 2010, le da una mayor responsabilidad al PAC, al ser la primera fuerza mayoritaria de oposición del país. Nosotros estamos encantados de ayudarle en todo como presidente de la Asamblea Legislativa”, expresó Fishman.
El pacto firmado ayer establece que la Presidencia del Parlamento y los otros puestos claves se rotarán entre el PAC, el Movimiento Libertario (ML) y el PUSC.
Desde su fundación, una década atrás, esta sería la primera vez que el PAC ejerce un puesto de la más alta jerarquía en la función pública.
Eso sí, para que el acuerdo sea una realidad, este tendrá que ser ratificado por los comités ejecutivos de cada uno de los partidos.
Para evitar traiciones, el bloque acordó conformar un mecanismo de control cruzado.
Asimismo, la otra semana se conformará una agenda de consenso con todos los proyectos que desea impulsar la oposición, así como la designación de las comisiones.
En ese sentido, el eventual nuevo presidente del Congreso dejó claro que la reforma fiscal no tiene ningún ambiente.
“Aquellas iniciativas que tengan ambiente de consenso serán sujeto de una vía rápida. El lunes se conformará esa agenda con la participación de todas las fracciones”, concluyó Mendoza.
Al conocer la noticia, Carlos Ricardo Benavides, ministro de la presidencia, indicó que el Ejecutivo continuará negociando con las bancadas. Asimismo, resaltó que de concretarse el directorio de oposición, se generaría una enorme ingobernabilidad.
“Nosotros estamos en la obligación de advertir la enorme ingobernabilidad si se da un escenario como el que ellos proponen. Se debe reflexionar sobre la parálisis que se generaría en lo económico y lo social”, concluyó Benavides.

Esteban Arrieta
[email protected]
Ver comentarios