Enviar
Oposición marcha contra Correa en Ecuador

Decenas de miles de guayaquileños colmaron las calles de la ciudad

Quito
EFE

Una multitudinaria manifestación organizada por el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, cabeza visible de la oposición en Ecuador, se realizó ayer en esta urbe porteña en rechazo al Gobierno del izquierdista Rafael Correa.
Decenas de miles de guayaquileños, la mayoría de ellos vestidos de blanco y portando banderas de la ciudad, se congregaron en una avenida céntrica, para “defenderla” de las acciones del Gobierno, según comentaron autoridades locales y muchas personas que participaron en la movilización.
También en los balcones de los edificios de la calle “9 de Octubre” se colgaron banderas de Guayaquil y carteles de apoyo al alcalde Nebot, que recriminó a Correa por no haber hecho obras en favor de su ciudad.
Nebot, solitario en una gran tarima instalada en la avenida, acaparó la atención de la multitud y del país, pues la manifestación fue transmitida en directo por varias cadenas de televisión privadas.
En su discurso, el alcalde de Guayaquil arremetió contra Correa y, apoyado por la muchedumbre, identificó al mandatario como un “enemigo” de su ciudad, pese a que el gobernante nació en esa urbe porteña situada a unos 420 kilómetros al suroeste de Quito.
Nebot también acusó al Gobierno de una supuesta “persecución demencial e innoble” contra Guayaquil, que es la ciudad más poblada de Ecuador y el nudo económico del país.
“Este es el principio de la lucha, no es el fin” de la confrontación, advirt
ió Nebot, tras remarcar que su objetivo es “defender a la nación”, decir “no al autoritarismo” y proteger la autonomía de los 219 municipios del país, según él, atacados por Correa.
No obstante, Nebot advirtió que “habrán pueblos enteros” que no están dispuestos a ser “conejillos de indias para aceptar sistemas de gobiernos” que fracasaron en el pasado, en referencia al “Socialismo del siglo XXI” que propugna Correa.
“Guayaquil está en marcha y pronto lo estará el Ecuador”, añadió el alcalde socialcristiano, tras remachar que su ciudad, unida, “no ha venido a confrontar, pero sí a enfrentar al confrontador (Correa)”.
Además, amenazó con una marcha multitudinaria a la Asamblea Constituyente, en la localidad costera de Montecristi, que discute la elaboración de una nueva Carta Magna y que está controlada por el movimiento oficialista, Alianza País.
Nebot, dijo que “la lucha de Correa es con él mismo: el Correa que prometió y el Correa que no cumplió”, y aseguró que el mandatario, que prometió una transformación del país, está haciendo “el cambio para mal”.
“¿Cuál es el apellido del enemigo de Guayaquil?”, preguntó Nebot a la mu
chedumbre, que respondió “Correa”. “No lo he dicho yo, lo han dicho ustedes”, añadió el alcalde guayaquileño.
Además, Nebot aseguró que el Gobierno se ha propuesto “aniquilar” a su ciudad y a las fundaciones privadas que trabajan para el Ayuntamiento.
Según el alcalde, las fundaciones hacen obras para la gente pobre de las ciudades, aunque Correa ha dicho que hay organizaciones no gubernamentales que se han creado “sin fines de lucro”, pero que se han convertido en entidades de “lucro sin fin”.
Nebot también criticó una reforma tributaria aprobada por la Asamblea Constituyente, que entró en vigencia el pasado 1 de enero y que, según el Ejecutivo, intenta atacar la evasión y obligar a pagar más impuestos a los sectores más ricos.
El alcalde guayaquileño también criticó el trabajo de la Constituyente y dijo que el Gobierno, que controla la Asamblea, pretende que se elabore una Carta Magna en la línea de la “revolución ciudadana” que pregona Correa.
La multitudinaria manifestación de apoyo a Nebot en Guayaquil también fue reproducida, a pequeña escala, en Quito, donde unas mil personas se congregaron frente a la sede del movimiento oficialista, Alianza País, en donde lanzaron consignas contra el presidente.
“Nebot, amigo, Quito está contigo”, corearon los manifestantes en Quito, que lanzaron huevos a la sede del movimiento de Correa.
Ver comentarios