Enviar
Oposición en Nicaragua a armada del ALBA

Fuerza armada conjunta del ALBA la integrarían Bolivia, Cuba, Dominica, Nicaragua y Venezuela


Managua
EFE

La propuesta de Hugo Chávez, presidente de Venezuela, de crear una fuerza armada conjunta del ALBA, apoyada por el gobierno de Nicaragua, es una “aventura sin fundamentos”, opinaron ayer los líderes de la oposición nicaragüense.
Esa iniciativa es “una gran cortina de humo” de Chávez secundada por el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, “ante la incapacidad de gobernar en beneficio de la gente más pobre”, dijo a Efe el líder de la Alianza Liberal Nicaragüense (ALN), Eduardo Montealegre.
Montealegre, el segundo candidato presidencial más votado en las elecciones que ganó el sandinista Ortega, señaló que la propuesta carece de seriedad y, a su juicio, no es más que “el pan y circo” que Chávez y Ortega ofrecen a la gente.
“Lo que quieren es que la gente se desenfoque de los verdaderos problemas que están pasando en Venezuela, Nicaragua, Bolivia y Cuba, (países miembros del ALBA) donde la gente está sufriendo de miseria, hambre y se muere por la falta de medicinas”, agregó. Chávez planteó el domingo la creación de una fuerza armada conjunta entre los países de la Alternativa Bolivariana de las Américas (ALBA) destinada a hacer frente a una hipotética agresión de Estados Unidos o de alguno de sus aliados en la región.
La propuesta la hizo Chávez en su programa dominical ¡Aló Presidente!, al que asistió como invitado Ortega, que apoyó la idea.
La iniciativa respondió al análisis que ambos presidentes hicieron de la situación latinoamericana, en la que destacaron que Estados Unidos, a través de Colombia, amenaza “no solo a Venezuela, sino a toda América Latina”, según dijo Ortega.
“Si se meten con alguno de nosotros se estarán metiendo con todos. Tocar a Venezuela es incendiar la región. Tocar a Venezuela es tocar a toda América Latina”, dijo el gobernante sandinista.
La fuerza armada conjunta del ALBA la integrarían Bolivia, Cuba, Dominica, Nicaragua y Venezuela.
“Esa propuesta es una aventura de estos señores”, dijo a Efe el jefe del grupo parlamentario liberal constitucionalista, Maximino Rodríguez, también en la oposición.
Agregó que Ortega no tiene facultad para incorporar al Ejército de Nicaragua a una fuerza multinacional sin la aprobación de la Asamblea Nacional, en la que el Gobierno sandinista es minoría.
“De tal manera que el compromiso de Ortega con Chávez no tiene ningún fundamento”, sostuvo Rodríguez.
El legislador observó que el Parlamento está integrado por 52 diputados opositores, 38 oficialistas y dos independientes, con lo que no tendría el apoyo para aprobar la adhesión del Ejército a una fuerza armada conjunta del ALBA.
Agregó que las funciones de las Fuerzas Armadas ya están definidas en la Constitución y cualquier nueva función tendría que aprobarse con una reforma a la Carta Magna.
Rodríguez adelantó que planteará a sus colegas de partido acusar a Ortega de “traición a la patria” porque, a su juicio, “está entregando la soberanía del país” a Venezuela.
“El presidente Ortega no tiene ninguna posibilidad legal” de llevar a término esa propuesta, dijo también a Efe el diputado sandinista disidente Víctor Hugo Tinoco.
El que fuera vicecanciller durante el primer Gobierno sandinista (1979-1990) anticipó que Ortega no conseguirá los votos necesarios porque en el país “necesitamos concentrarnos en alianzas de carácter económico y comercial para generar trabajo, no necesitamos alianzas militares”.
Ver comentarios