Enviar
Frente Sandinista se proclamó ganador en 91 de los 146 municipios en disputa
Oposición cuestiona resultado electoral en Nicaragua

Conferencia Episcopal demanda revisión de actas de juntas receptoras de votos

Managua
EFE

La Conferencia Episcopal de Nicaragua y el principal partido de oposición demandaron ayer a las autoridades la revisión y cotejo de todas las actas de las juntas receptoras de voto para determinar el ganador de las elecciones municipales celebradas el pasado domingo.
Aunque los resultados finales de los comicios no han sido ofrecidos en su totalidad, el gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) se proclamó ayer ganador y festejó, con caravanas de vehículos en diversas ciudades de Nicaragua, lo que calificó como su triunfo electoral.
Escrutado el 86,06% de las juntas receptoras de votos, el FSLN, dirigido por el presidente Daniel Ortega, gana en 91 de los 146 ayuntamientos en disputa, incluido el de Managua, según datos preliminares oficiales.
Los sandinistas también llevan ventaja en 12 de las 16 capitales de provincia en juego sobre la alianza opositora encabezada por el Partido Liberal Constitucionalista (PLC).
No obstante la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), presidida por el arzobispo de Managua, Leopoldo Brenes, dijo en un comunicado que las denuncias de irregularidades “deslegitiman y ponen en entredicho el proceso electoral”.
En el mensaje, los obispos enumeraron una serie de irregulares ocurridas durante el proceso electoral.
Se refirieron a impugnaciones infundadas en los centros de votación, la no acreditación de observadores locales e internacionales, el cierre temprano de las juntas receptoras de votos, expulsión de fiscales electorales de los partidos, incoherencias entre las actas firmadas por todos los fiscales y los informes televisivos emitidos por el Poder Electoral.
El CEN, reunido en pleno, aseguró que esas irregularidades han sido denunciadas “en muchos municipios y cabeceras departamentales (capitales de provincia) arriesgando la institucionalidad democrática del país”.
“Por esta razón hacemos un urgente llamado a los miembros del CSE (Consejo Supremo Electoral) a actuar con honestidad, transparencia e imparcialidad”, añadió el documento.
El episcopado señaló que “uno de los principales caminos para superar la desconfianza generalizada de la población en estos comicios electorales, es la revisión y cotejo de las actas en las manos de los partidos políticos participantes”.
En el mensaje, exhortó a los nicaragüenses, especialmente a las autoridades electorales, líderes políticos, militares, policiales y sociales, a evitar toda acción de violencia e invitó a una jornada de oración en el país a partir del jueves próximo.
Nicaragua, y especialmente Managua, recuperó ayer la calma después de la jornada posterior a las elecciones, en la que se denunció la muerte de dos personas y decenas de heridos, además de cuantiosos daños materiales, en diversos choques con armas blancas y de fuego, piedras y palos entre sandinistas y liberales.
La exhortación de los obispos nicaragüenses coincide con una petición hecha ayer ante el pleno del CSE por el candidato liberal a la alcaldía de Managua, el diputado opositor Eduardo Montealegre.
“Tenemos que revisar acta por acta porque no puede ser que las actas que tiene el CSE digan una cosa y las que tenemos nosotros digan otra”, sostuvo Montealegre en una rueda de prensa tras reunirse con los siete magistrados electorales.
El político liberal expresó su interés por que las actas sean revisadas también por el Centro Carter (presidido por el ex presidente de Estados Unidos Jimmy Carter), la Organización de Estados Americanos (OEA), Naciones Unidas y organismos nacionales como Ética y Transparencia y del Instituto para el Desarrollo de la Democracia (Ipade).
Aseguró que el Centro Carter ya se ha puesto en contacto con Naciones Unidas y la OEA “para ver de cerca lo que ha pasado en Nicaragua”, durante los comicios del domingo en 146 de los 153 municipios del país.
El recuento de votos en la capital brindado por el Poder Electoral favorece hasta ahora al sandinista Alexis Argüello con el 51,3%, frente a el 45,4% de Montealegre, escrutadas el 69,3% de las actas.
El líder opositor reiteró que, según los datos de su alianza, obtenidos en cada una de las mesas en las que estuvieron presentes fiscalizando las elecciones, él obtiene el 51,06% de los votos emitidos y Argüello, el 46,06%.
El presidente del CSE, Roberto Rivas, declaró que la revisión que pide Montealegre debe de ser presentada o al Consejo Electoral Municipal (CEM) o ante el Consejo Electoral Departamental de Managua (CED).
Ver comentarios