Enviar
Operadoras dan la espalda a acciones

Falta de alternativas destaca como la principal causa de la poca inversión en instrumentos de renta variable

Betzi Villalobos
[email protected]  


A pesar de que en el país no hay ninguna prohibición para que las operadoras de pensiones puedan invertir en acciones de empresas, solo un 0,3% del Régimen Obligatorio de Pensiones Complementario es utilizado en este instrumento.
El porcentaje incluye las acciones preferentes que han adquirido operadoras como BCR Pensiones o Interfín-Banex Pensiones, dejando un porcentaje de inversión poco visible en acciones comunes a Bac San José Pensiones.
Actualmente Bac San José destaca como la única operadora que posee acciones comunes de Florida Bebidas desde hace 10 meses, mientras que las demás operadoras se siguen negando a invertir en este tipo de instrumentos.
Entre las principales razones que destacan las operadoras de la mínima inversión, es el problema de oferta (localmente son pocas las emisiones) y la falta de liquidez.
“En nuestro caso solo hemos realizado inversiones preferentes en Atlas Eléctrica. No hemos adquirido acciones comunes porque consideramos que este mercado es aún muy poco profundo y con una liquidez mínima”, afirmó María Lucía Fernández, gerente general de IBP Pensiones.
Precisamente, esta falta de liquidez hace que estos títulos sean más volátiles, incrementando el riesgo y dificultando el ingreso diario, opinó Richard Ching, administrador de carteras de INS-Pensiones.
Además del problema de la oferta hay otros inconvenientes como la complejidad en el análisis, la formación de precios locales, así como el desarrollo del mercado secundario.
“Hay varias razones que pueden estar generando que las operadoras no se inclinen por incluir acciones en sus portafolios. A nivel nacional están facultados para hacerlo, no obstante, hay que destacar la poca emisión y el incipiente desarrollo en buenas prácticas de gobierno corporativo”, destacó Javier Cascante, superintendente de Pensiones.
Para las empresas que actualmente emiten acciones es necesario que los inversionistas institucionales empiecen a invertir en estos instrumentos.
La principal razón es que los fondos de pensiones son vehículos de acumulación de capital a largo plazo, por lo que las acciones se constituyen en una opción muy atractiva que les permita madurar una rentabilidad en un plazo mayor.
“Tradicionalmente, el inversionista promedio no tiene el grado de sofisticación necesaria para invertir en acciones y por lo tanto es muy receloso en hacerlo, sin embargo los inversionistas institucionales sí tienen este conocimiento. Además, el perfil de inversión de acciones coincide con la estrategia de inversión de los fondos de pensiones”, comentó Thomas Alvarado, director de Servicios Corporativos de Florida Bebidas.
A través de la inversión institucional en empresas privadas se puede lograr un mayor dinamismo en la economía de un país y se genera mayor riqueza.
“El invertir en empresas locales ayudará a los empresarios para poder desarrollar sus negocios, con esto se podrán llevar a cabo inversiones que beneficiarán la contratación de mano de obra local directa y por efecto cascada, a muchas otras personas que brindan servicios a estas empresas”, afirmó Roberto Truque, gerente financiero de Atlas.
El inversionista también se puede beneficiar de participar junto con los actores institucionales en la compra de acciones en aspectos como mayor profundidad y liquidez, no obstante, el desarrollo de este mercado parece no estar muy cercano.
“Es importante destacar que nuestra industria de pensiones se constituyó hace seis años y las operadoras apenas salimos a invertir fuera del país hace dos años, por lo que hace falta preparación para el desarrollo de relaciones de negocios con entidades de primer nivel que no se consiguen en plazos cortos”, concluyó Fernández.



Ver comentarios