Enviar
Cartel se desentiende de precios, que vuelven al alza
OPEP mantiene producción

Negativa a incremento de cuotas se impuso a posición de Arabia Saudí, el mayor suministrador mundial de crudo

Abu Dhabi
EFE

La OPEP optó ayer por aplazar hasta al menos febrero la posibilidad de un aumento de sus suministros de crudo y se desentendió de los altos precios del petróleo, que reaccionaron de inmediato con fuertes alzas a esta noticia.
“Dejar la producción sin cambios, de momento” fue la decisión adoptada por la 146 conferencia ministerial de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) que concluyó ayer en Abu Dhabi, señalaron los ministros en su declaración final.
La justificación de esta medida es que los precios del crudo están determinados actualmente por factores ajenos al control de la OPEP y no hay escasez en el mercado.
Por otro lado, los ministros sorprendieron al adjudicar a Ecuador y a Angola cuotas de producción que no se esperaban hasta 2008.
Junto a Irak, Ecuador y Angola no participaban del sistema de reparto del bombeo que mantienen los demás diez socios.
Ecuador regresó a la OPEP el 20 de octubre tras 15 años de ausencia, mientras que Angola ingresó como miembro en enero pasado.
La cuota conjunta de producción de la llamada “OPEP-10” está establecida en 27,25 millones de barriles diarios (mbd) desde el 1 de noviembre y la decisión de ayer la deja en principio intacta.
Pero al fijar una cuota nacional de 520 mil bd para Ecuador y una de 1,9 mbd para Angola, la “OPEP-10” pasa a ser la “OPEP-12”, con una cuota de 29,65 mbd.
Así las cosas, esta inesperada salida esconde un aumento moderado de la oferta de crudo, ya que Ecuador ya está produciendo 500 mil barriles diarios, mientras que Angola bombea 1,7 mbd.
Si ambos países logran elevar su bombeo hasta cumplir con el nivel fijado, se suministraría 220 mil barriles adicionales, aunque el moderado incremento no parecía convencer hoy a los mercados.
Después de que el precio del crudo Texas (WTI) alcanzara un nuevo récord con 99,29 dólares/barril hace dos semanas, el mercado contaba con que la OPEP iba a responder con un aumento de su oferta a las presiones de Estados Unidos y la Agencia Internacional de la Energía (AIE).
“A nosotros nadie nos presiona, no aceptamos presiones de nadie, ni públicas ni privadas, ni por el lado, ni tangenciales”, dijo Rafael Ramírez, ministro de Petróleo y Energía de Venezuela.
La expectativa de un incremento propició un abaratamiento del “oro negro” en más del 12 por ciento, pero al verse hoy que no se cumplía, los precios retomaban la senda alcista.
El barril del WTI añadía casi $1,5 al valor del cierre del martes y volvía a superar los $90, una barrera que sobrepasaba asimismo el Brent en el mercado de futuros de Londres.
El precio del barril de petróleo usado como referencia por la OPEP subió $1,05, hasta los $85,53, ya el martes, cuando desde Abu Dhabi se evidenciaba que la mayoría de los miembros del cártel consideraban innecesaria una subida de la oferta.
Esa postura se impuso finalmente a la que defendía Arabia Saudí -líder de la OPEP por ser el mayor suministrador mundial de crudo-, que mantuvo hasta el último momento abierta la puerta a un incremento como un gesto hacia los consumidores.
En su declaración, los ministros expresan “preocupación” por la gran volatilidad de los precios, pero rechazan ser responsables de las escaladas, que atribuyen a la “percepción de una estrechez del mercado (..) exacerbada por factores no fundamentales”.
Destacan entre ellos “un fuerte flujo de fondos financieros a las materias primas y la actividad especulativa en los mercados”.
Por su parte, el vicesecretario ecuatoriano de Hidrocarburos, Guillermo Granja, destacó que las medidas de eficiencia energética de muchos países amenazan también con frenar la demanda de crudo.
“Lógicamente, la eficiencia va a tener un efecto importante en el consumo de hidrocarburos”, dijo a Efe hoy Granja.
La AIE señaló ayer desde París que “reconoce que la oferta total de la OPEP ha sido mucho más elevada (sobre todo por Angola e Irak) que lo sugerido” por el cártel en su conferencia de septiembre.
“Y hay indicios de que más petróleo de la OPEP está en camino para diciembre”, dijo Nobuo Tanaka, el director ejecutivo de la AIE.
“Nuestra preocupación son las incertidumbres que rodean la oferta sostenible y si la demanda de invierno es tan variable como el clima”, reconoció el responsable de la AIE.
La OPEP decidió convocar una nueva reunión extraordinaria para el 1 de febrero de 2008 con el fin de volver a estudiar la situación, al tiempo que confirmó el 5 de marzo como fecha para su próxima conferencia ordinaria, ambas en Viena.
Ver comentarios