Enviar
OPEP rebajaría oferta de crudo ante crisis

Los representantes del cartel petrolero se reunirán mañana viernes en Viena

Viena
EFE

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se prepara para pactar el próximo viernes, en una reunión extraordinaria en Viena, un recorte de su oferta conjunta de crudo para frenar la fuerte caída de los precios del petróleo.
“Va a ser una reunión muy importante, como saben. Se produce en medio de la crisis financiera que ha afectado a muchos países”, dijo el martes a la prensa el presidente de turno de la OPEP y ministro de Energía de Argelia, Chakib Jelil, tras llegar a Viena.
“La cuestión de la reducción debe discutirse. No daré ahora cifras”, añadió Jelil, tras advertir de que los trece países miembros de la OPEP no han acordado aún la dimensión de la reducción de la cuota oficial vigente, fijada en 28,8 millones de barriles diarios (mbd), que excluye el bombeo de Irak e Indonesia.
El presidente aseguró que la OPEP, a la hora de fijar esa rebaja, tendrá en cuenta los intereses de los países consumidores afectados por la crisis económica actual, ya que no desea que la medida exacerbe aún más el deterioro de la coyuntura que entre otros ha conducido a un fuerte freno de la demanda petrolera y, por ende, al desplome de los precios.
Pero también subrayó la necesidad de defender los ingresos de los países altamente dependientes de las exportaciones de crudo, cuyas poblaciones están también afectadas por la crisis.
“La conferencia adoptará la decisión apropiada porque como saben, las reservas están muy altas, hay un exceso de oferta. Algunos de nosotros no pueden vender su crudo”, insistió.
Unas horas antes, fuentes cercanas a la OPEP que pidieron el anonimato habían señalado a Efe que el grupo estudiaba un plan para retirar del mercado, en dos etapas, un volumen cercano a los 2 millones de barriles diarios (mbd).
El acuerdo entraría en vigor en dos fases: este viernes se sancionaría un recorte de cerca de un millón de bd, y el 17 de diciembre, en una reunión en Orán (Argelia), se daría la luz verde a la segunda etapa tras volver a estudiar la situación.
Por otro lado, Jelil instó a los países productores no miembros de la OPEP, como Rusia y Noruega, a apoyar la medida para apuntalar los precios del “oro negro” con una bajada de sus exportaciones.
Jelil recordó que la OPEP controla el 40% de la producción mundial de petróleo y que el restante 60% “son los otros”.
Esta 150 conferencia ministerial de la OPEP había sido convocada para el 18 de noviembre con el fin de estudiar el impacto de la crisis financiera en el mercado petrolero, pero fue adelantada después de que el precio del barril referencial del grupo cayera a menos de $70 por primera vez desde agosto de 2007.
La bajada ha continuado y ese barril se vendió el martes a $64,32, un 54% menos que su récord, de $140,73, del 2 de julio pasado.
De forma similar se desplomaron las cotizaciones del crudo de Texas (WTI), la referencia para Estados Unidos, y del Brent, referente para Europa, que tras rozar los $150 en julio cayeron ayer un 7,5 y un 10,4%, respectivamente, hasta los 66,75 y 64,53 dólares /barril, el nivel más bajo en 20 meses.
Ya en su última cita, en septiembre en Viena, la OPEP se comprometió a retirar del mercado cerca de 500 mil bd, el suministro que algunos países, especialmente Arabia Saudí, bombeaban por encima de la cuota establecida.
La asesora especializada JBC Energy, con sede en Viena, calcula que el grupo redujo ya en septiembre unos 245 mil bd y ahora deberá reaccionar a los pronósticos de un retroceso de la demanda mundial de petróleo en las naciones industrializadas.
“Sea cual sea la decisión de la OPEP, a corto plazo los precios dependerán sobre todo de los mercados financieros. Todos los ojos están ahora puestos en las bolsas y cuando éstas bajan, también baja el precio del crudo”, dijo a Efe Ehsan Ul-Haq, analista de JBC.


Ver comentarios