Enviar
OPEP cierra las llaves del crudo

Cartel de países exportadores de petróleo adoptó un recorte récord en sus cuotas de producción

Eugenia Soto y Agencias
[email protected]

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), junto a otras naciones petroleras como Rusia, aprobó una reducción récord en sus cuotas de producción cuando el precio del barril se ha desplomado desde sus máximos históricos.
Sin embargo, el anuncio del recorte de la oferta pareció caer en oídos sordos en el mercado de Nueva York. La cotización del crudo bajó a sus menores precios en cuatro años y medio el mismo día en que la OPEP lanzó su histórico anuncio.
Los países miembros de la Organización reducirán su cuota de producción en 2,2 millones de barriles diarios, 200 mil barriles más de lo previsto inicialmente.
La reducción acordada es la más grande pactada por este organismo en su historia, y entrará en vigencia el próximo 1º de enero. Es a la vez una señal clara a los mercados para intentar detener la caída de los precios del crudo, que han perdido más del 70% desde julio, por causa de la crisis económica mundial.
El petróleo se encuentra a $107 de su máximo histórico de julio.
El crudo estadounidense para entrega en enero cayó cerca de un 8% el miércoles debido a que los operadores desestimaron la decisión de la OPEP de recortar 2,2 millones de barriles por día (bpd) de producción, en una reunión con los miembros del grupo en Argelia.
El contrato tocó los $39,19 el jueves, su valor más bajo desde julio de 2004. El crudo Brent en Londres para febrero avanzaba $0,38 a $45,91 el jueves en la mañana.
Algunos analistas, como los de Merrill Lynch, no descartan un barril de crudo a $25 si la recesión que está reduciendo la demanda de combustible en el mundo se extiende a China.
La demanda global de petróleo se contraerá en 2009 en momentos en que el crecimiento económico se desacelera y llega a su nivel más bajo desde 1982, sostuvo en declaraciones a la agencia Bloomberg Francisco Blanch, estratega de materias primas de Merrill.
“A corto plazo, el crecimiento de la demanda probablemente experimente una nueva caída en momentos en que los bancos siguen negando el crédito a consumidores y empresas”, dijo Blanch.
El crudo no ha caído por debajo de los $25 el barril en Nueva York desde noviembre de 2002.
En el caso de Goldman Sachs, este apuesta por que la senda bajista del crudo se prolongue hasta dejar su valor en $30.
En lo que sí todos los analistas coinciden es en que este desplome de los precios se produce ante las evidencias de que la crisis financiera global impactó de lleno en el consumo de combustibles, y las expectativas a corto y medio plazo no son mejores.





Ver comentarios