OMS sugiere poner impuesto de 20% a gaseosas para "salvar vidas"
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República
Enviar

La Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo un llamado ayer a todos los países para que implementen un impuesto del 20% sobre las bebidas azucaradas, con el fin de reducir las tasas de obesidad y diabetes que afectan a la población global.

Un aumento en el precio de las bebidas está directamente relacionado a una disminución en el consumo, por lo que el impuesto parece una medida razonable, concluyó la Organización.

Este tendría un efecto similar a lo que ha ocurrido con el impuesto al tabaco.

Asimismo, una reducción entre el 10% y el 30% en el precio de las frutas y vegetales promocionaría de igual forma el consumo de estos alimentos.

“Si los gobiernos gravan las bebidas azucaradas, podrían reducir el sufrimiento y salvar vidas”, dijo en el informe Douglas Bettcher, director del Departamento de Enfermedades No Transmisibles de la OMS.

Una sola lata de gaseosa contiene el más del 100% de los azúcares libres que recomienda la OMS que se deben consumir en un día. En promedio, estas bebidas tienen el equivalente a 10 cucharadas de azúcar de mesa.

Los azúcares libres engloban la glucosa, la fructosa o el azúcar de mesa que se añaden artificialmente a las bebidas y las comidas, así como los que están de forma natural en productos como la miel o las pulpas.

Se recomienda para evitar la obesidad que niños y adultos limiten su consumo diario de azúcar a menos del 10% de su consumo de comidas energéticas (12 cucharadas de azúcar en el caso de los adultos). Para lograr beneficios en la salud, se recomienda un 5% (6 cucharadas de azúcar).

En 2014, un 39% de los adultos sufrían de sobrepeso y un 13% eran obesos. El año pasado, casi 42 millones de niños menores de cinco años tenían sobrepeso u obesidad.

El número de personas con diabetes también va en aumento, pasando de 108 millones en 1980 a 442 millones en 2014.


Ver comentarios