Enviar
Oficinas e industria liderarían recuperación inmobiliaria
Entrada de empresas de servicios, dispositivos médicos y alta tecnología, más la recuperación de exportaciones, incrementaría demanda de activos actuales. Construcciones de nuevas obras tomarían fuerza hasta 2010

Erick Díaz
[email protected]

Al mismo tiempo que se prevé que deberán pasar de 20 a 30 meses para que la industria inmobiliaria recupere las condiciones originales que presentaba antes de la crisis internacional, los mercados de oficinas e industria están tomando la batuta para liderar el camino hacia esa meta.
En el caso de los espacios para oficinas, ha sido vital que hayan mantenido demanda en medio de las contracciones económicas, y ya se escucha que dicho mercado empieza a presentar un comportamiento similar al reflejado en 2006 y 2007. Realidad que genera un encadenamiento positivo en la economía ligado a la inversión extranjera directa.
“Vemos una reactivación de la demanda de oficinas por parte del sector de servicios de empresas internacionales para finales de año. Con ello uno podría pensar en un crecimiento, además, en colocación de empleo y en parte de la producción”, aseguró Gabriel Calvo, de NAI Costa Rica.
Además, la apertura del mercado de seguros y de telecomunicaciones ya está captando la atención de empresas interesadas en establecer operaciones en el país. Y no quedan de lado las necesidades del Gobierno de mejorar sus instalaciones actuales, de expandirse hacia nuevos complejos o de centralizar operaciones.
“Esto genera una importante demanda para nuevas oficinas, lo cual beneficiaría distintos sectores de la economía como el de construcción y el de servicios financieros, entre otros”, afirmó Aris Stamatiadis, gerente regional de Colliers International.
En el caso del mercado de industrias, la recuperación de las exportaciones hacia Estados Unidos y el hecho de que el país esté buscando nuevas rutas comerciales, como China, empujarían a las empresas a invertir en obras de este tipo.
Pensando en el mediano plazo, “se tiene que contemplar la reforma al Régimen de Zonas Francas, ya que según los aspectos que se contemplen se podría atraer una mayor inversión de capital”, expresó Esteban Batallas, de Finanzas Corporativas de Centroamérica.
Igualmente, los requerimientos actuales de empresas del sector médico, logística, distribución y alta tecnología se traducen en una expansión hacia complejos de bodegas y ofibodegas.
Muestra de ello es que la llegada y expansión de este tipo de empresas ha demandado el desarrollo de 50 mil metros cuadrados, que en este momento están en construcción, y de unos 80 mil metros cuadrados bajo el concepto de ofibodegas, muestran cifras de Colliers.
No obstante, la mayor parte de los expertos consultados se inclina a proyectar que la construcción de nuevas obras inmobiliarias tomaría fuerza hasta 2010. Y especialmente en espacios para oficinas, industria y se suma el mercado residencial.
“La demanda crecerá ya que la oferta de espacios es alta, y hasta que las existencias no se agoten, no se trabajará en nuevas obras”, expresó Jorge Valerín, presidente de Valba, desarrolladora de obras de infraestructura y bienes raíces.
Por ejemplo, se calcula que a pesar de las obras existentes actualmente de espacios para oficinas, y de la proyección de construcción de unos 30 mil metros cuadrados para los próximos 12 meses, la oferta se quedará corta.
En ese sentido, un mayor aporte de la industria inmobiliaria al Indice Mensual de Actividad Económica (IMAE), desde una perspectiva de activación de la construcción, tendría que esperar hasta inicios del próximo año.
Precisamente, este último sector tiene uno de los principales pesos en la elaboración del indicador, que presentó una variación interanual de un -2,18% en junio.
Por su parte, la categoría residencial es de las que mantienen la mayor parte de proyectos en construcción en la Gran Area Metropolitana actualmente. En parte debido a que la casa es siempre una necesidad, y porque los bancos ya están reactivando las créditos de esta línea.
Muestra de ello es que de los 2,1 millones de metros cuadrados aprobados por Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos de enero a abril (un 36% menos que el mismo periodo en 2008), un 41% fue concentrado por obras habitacionales. Mientras que las comerciales —incluye oficinas— acapararon un 28%, y las industriales un 6%.
En el caso del sector comercial, la tarea de recuperación podría ser más difícil. “En el corto plazo hay pocos centros comerciales construyéndose, y creo que hasta en un par de años veríamos nuevas obras”, puntualizó el analista de NAI Costa Rica.
Y es que al ser un sector ligado al consumo y al crédito, ha sido golpeado por la desaceleración económica, el aumento del desempleo y el menor poder adquisitivo de la población.
“Pese a mantener bajos niveles de disponibilidad, la construcción de nuevos proyectos se ha mantenido en unos pocos como lo son Multiplaza de Escazú Quinta Etapa y Avenida Escazú”, ejemplificó Stamatiadis, agregando que “en la medida en que vayamos observando mayor recuperación en los indicadores económicos y sociodemográficos, además de condiciones de financiamiento más favorables para el consumidor, se iniciarán nuevas obras de desarrollo comercial”.
El mercado turístico también pareciera que enfrentará una cuesta más empinada para llegar a gozar de una reactivación. En especial los hoteles ubicados en la costa.
“Dependemos de que los extranjeros viajen y empiecen a demandar el servicio inmobiliario. Los grandes proyectos ubicados en Guanacaste y en Playa Jacó no están financiados, y así permanecerá por lo menos por lo que resta del año”, expresó el presidente de Valba.
Los empresarios turísticos proyectan que la industria caerá cerca de un 12% este año, con respecto a 2008.
Por otro lado, mientras que 2,1 millones de turistas llegaron al país hace un año, para el ciclo actual prevalecerá una contracción, de acuerdo con la Cámara Nacional de Turismo.




Ver comentarios