Enviar

Oficinas disfuncionales

Se caracterizan por tener un ambiente estresante y conducente a un desempeño colectivo ineficaz
Cuando no se logra crear un buen ambiente en lo equipos de trabajo, se afecta la productividad.
Se denomina como oficina disfuncional a aquellos sitios donde impera un comportamiento interpersonal que no es saludable.
Este comportamiento puede ser resultado del “bullying” o acoso, baja moral, agresión, desidia, estrés, pérdida de compromiso con la función del puesto que se ocupa, inseguridad laboral, entre otros, según la psicóloga Shirley Garita de ULACIT.
El “bullying” está presente en la mayoría de los casos de oficina disfuncional, por ejemplo en Estados Unidos una investigación determinó que un 37% de los trabajadores había sido objeto de ello, según el sitio de Harvard Business Review América Latina, mientras que el 12% lo había presenciado.
Según el sitio, esta amenaza cansa mentalmente, afecta el pensamiento analítico, la comprensión creativa y la resolución de problemas.
Otras de las causas de oficina disfuncional es la falta de uno o más componentes de la arquitectura organizacional.
“Hay una nula dinámica de grupo que se traduce por lo general en un gerente o jefe intolerante, que no sabe delegar ni supervisar; unos empleados serviles, tímidos, otros desmotivados”, comentó Garita.
Las consecuencias: la organización ve mermada significativamente la ventaja competitiva.
Para evitarlo, Garita recomienda construir una oficina eficiente y eficaz, e identificar los requerimientos de la arquitectura organizacional que están fallando.
“Todos los miembros del equipo de trabajo deberían opinar sobre lo que puede incrementar el potencial del grupo”, dijo.

Melissa González
[email protected]
Ver comentarios