Enviar
Inversionistas salvadoreños imitarán complejo con base en la propuesta que ofrecen Reserva Conchal y Península de Papagayo
Oferta turística local podría reproducirse

• Firma consultora Panorama Internacional realiza un estudio en Costa Rica para analizar los factores de éxito de estos grandes resorts

Karen Retana
[email protected]

La fórmula que ha posicionado a Costa Rica como el destino de mayor afluencia de visitantes en la región quiere ser descubierta por los competidores centroamericanos.
En un afán por reproducir la oferta turística local, la firma consultora Panorama Internacional realiza un estudio en el país a petición de un grupo de inversionistas, que tiene como objetivo analizar los ejes medulares que consolidaron a los megaproyectos Reserva Conchal y Península de Papagayo, para posteriormente implementarlos en El Salvador.
Para los representantes de estos complejos es difícil realizar una copia fiel de un proyecto y que funcione de la misma manera en otro país, ya que cada destino es muy diferente. No obstante, esperan tomarlos como base.
“Es normal que al ser Costa Rica líder, algunos países nos tomen como ejemplo para dictar la pauta de su desarrollo en materia turística. Sin embargo, Costa Rica no es fuerte por su producto inmobiliario, sino por el valor agregado que ofrece como la naturaleza, estabilidad, seguridad, atractivos difíciles de repetir”, sostuvo Alberto Orlich, asistente de la gerencia general de Reserva Conchal.
No obstante, si el estudio resulta favorable para los salvadoreños, en menos de dos años se construiría un resort en Playa Secreta en Jiquilisco, Usulután, en el oriente del país en un terreno de 280 hectáreas y una inversión de $200 millones.
El estudio de factibilidad inició en mayo pasado y lleva un avance de un 80% y terminará a finales de este año, para luego continuar de ser aprobada la primera fase con análisis de fuentes de financiamiento, declaró Stephen Drechsler, vicepresidente de Panorama Internacional a la Prensa Gráfica de El Salvador.
“Estamos en el proceso de diseño. Probablemente tendría un campo de golf, varios hoteles, sectores residenciales, mucha área verde y estamos analizando si tiene sentido una marina, parte ecuestre y algo de tenis”, manifestó Drechsler.
Para este proyecto, el mercado potencial lo constituyen los mercados norteamericano y europeo.
Precisamente esta diversidad de clientes es la que ha permitido que Reserva Conchal tenga éxito. Este cuenta con un terreno superior a las 900 hectáreas y sólo un 20% desarrollado con un hotel, cancha de golf, club de playa y condominios.
“Playa Secreta podría tener el éxito que los resorts ticos están alcanzando, pero se necesita contar con vías de acceso directas y cercanas a los polos de desarrollo turístico”, agregó Drechsler.
Ver comentarios