OCDE exige medidas del lado de la demanda para activar inflación
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República.
Enviar

Es necesario un vuelco de las medidas del lado de la oferta hacia aquellas que impulsan la demanda para poder abordar mejor las preocupaciones mundiales sobre la deflación, dijo el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

“La ausencia de demanda significa que se debe hacer algo del otro lado –nos hemos concentrado en el lado de la oferta durante muchos años”, dijo Angel Gurria en una entrevista con Tom Keene y Francine Lacqua en Bloomberg Surveillance este martes. “Deberíamos preocuparnos por la deflación”.

En las últimas semanas, un bombardeo de estímulo monetario ayudó a revertir una caída de los mercados financieros, pero es poco lo que ha hecho por estimular las expectativas de una aceleración sustentable de la producción económica. Funcionarios del Fondo Monetario Internacional dijeron que esperan rebajar su evaluación de la perspectiva para este año y han instado a los funcionarios a cargo de la política de hacer todo lo posible por impulsar el crecimiento.

La OCDE pronostica un crecimiento mundial de 3% este año, dijo Gurria.

“La inversión está a media máquina de lo que debería estar creciendo a raíz de las incertidumbres y de cuestiones regulatorias, y en definitiva, debido al lado financiero –el crédito no fluye”, dijo, agregando que hacían falta reformas estructurales para fortalecer el crecimiento. “No pronosticamos una recesión, simplemente decimos que las condiciones son difíciles”.

Tasas negativas

Dentro de la eurozona, las rebajas de las tasas de interés y las compras de bonos por parte del Banco Central Europeo no han podido hasta ahora hacer volver la inflación a la meta de la entidad de apenas por debajo del 2%. La Reserva Federal estadounidense redujo la cantidad de aumentos de la tasa que espera llevar a cabo este año, y ha señalado los riesgos que plantean los sucesos económicos y financieros.

Entre los economistas han surgido, en cambio, temores de que las tasas por debajo de cero y los programas de flexibilización cuantitativa puedan tener efectos colaterales negativos involuntarios y que los bancos centrales –los “héroes de los últimos años” de Gurria- se estén quedando sin opciones de política pese a que el crecimiento decepciona.

“Nos quedamos sin esas soluciones fáciles”, dijo Gurria. “Ahora debemos pensar a mediano y largo plazo y volver a los fundamentos”.



Ver comentarios