Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



MAGAZINE


Obra y espiritualidad en pocas palabras

Carolina Barrantes [email protected] | Miércoles 25 noviembre, 2009



Obra y espiritualidad en pocas palabras
Con dos libros recién salidos del horno, el escultor nacional Jiménez Deredia deja por escrito una de sus mayores inspiraciones, la cultura precolombina

Carolina Barrantes
[email protected]

La trayectoria que ha forjado el escultor costarricense Jorge Jiménez Deredia desde 1968, así como los mensajes de paz y armonía que promueve en sus creaciones a partir de símbolos precolombinos, dieron vida a dos nuevos libros.
Se trata de los textos “Deredia a Roma” y “Deredia y el Simbolismo Transmutativo”, los cuales vienen acompañados por fotografías de las obras que ha hecho en diversas etapas de su vida.
Las publicaciones son “dos instrumentos” vitales, que ayudan a comprender el pensamiento espiritual y la filosofía que aplica el escultor detrás de cada trabajo.
El texto “Deredia y el Simbolismo Transmutativo” hace un recorrido por su trayectoria en el arte, desde su primera escultura, la cabeza de un Don Quijote que labró a los 13 años, hasta la realización de su más reciente proyecto, la Ruta de la Paz.
El libro fue escrito por la historiadora de arte italiana Cristina Giammoro, y también analiza el pensamiento que imprime el escultor en su proyecto, en el que explica al mundo de dónde viene, qué está haciendo y cuáles son sus raíces.
“(El libro) parte de la descodificación de la esfera, y en particular el legado de la cultura de la esfera precolombina, que puede ayudarnos a entender qué somos, y cuál es el sentir de nuestro pueblo”, afirmó el escultor.
“Hace un análisis del símbolo y habla de la necesidad de hacer una renovación de ellos para poder actualizar esos símbolos en la sociedad. Si la esfera funcionó por más de 3 mil años para la cultura boruca para entenderse, hoy puede hablar una génesis, una evolución”, añadió el nacional.
El otro texto, “Deredia a Roma”, por su parte, es el catálogo de lujo de la muestra que Jiménez Deredia presentó en el Palacio de las Exposiciones en Roma este año, y viene de la mano con la opinión de historiadores y críticos de arte muy importantes en Italia.
El libro, al igual que la exposición, aclaran aspectos “fundamentales” como la relación que tiene el artista con las culturas precolombinas, cómo se acerca a ellas, cómo analiza la cercanía que tenían con la vida y cómo crearon símbolos para conocerla.
Ello debido a que han surgido muchos malentendidos sobre la intención que tiene el nacional sobre esas culturas, como si quisiera hacer una copia o un análisis formal de ellas.
“Yo lo que trato es de entender cuáles son esos valores espirituales que existieron en la época prehispánica, que se filtraron a través de la colonia y determinaron nuestra identidad cultural. No hay análisis formal, no estoy inventando una ideología filosófica y mucho menos proponer para nuestro siglo algo que tenga que ver con la cultura precolombina”, explicó Jiménez.
El escultor se encuentra en el país y dará a conocer el pensamiento profundo de sus dos libros en la Librería Internacional de Multiplaza Escazú, hoy, a las 6.30 p.m.
Luego regresará a Italia, en donde reside, para continuar con el proyecto de La Ruta de la Paz, y se preparará para trabajar en las escenografías y los vestuarios de un montaje de la ópera “Turandot” de Puccini, con una visión de la esfera, para 2011.