Enviar
Demócrata vio recompensada su estrategia de basar campaña en la captación de votos jóvenes
Obama y Huckabee ganan los “caucus” de Iowa

• Hillary Clinton reaccionó con optimismo y reiteró su discurso de “restaurar la autoridad moral de EE.UU. en el mundo”

Des Moines
EFE

El demócrata Barack Obama y el republicano Mike Huckabee ganaron ayer los “caucus” de Iowa con la mayoría de los votos escrutados.
En el terreno demócrata, con el 92% de los votos contabilizados, Obama obtiene el 37%, seguido de John Edwards y Hillary Clinton con un 30% de los sufragios respectivamente.
En el campo republicano, con el 72% de los votos escrutados, Huckabee logra un 34%, seguido de Mitt Romney con un 25% y el actor Fred Thompson con un 14%.
Obama
ha visto recompensado su esfuerzo en una campaña basada en la captación de los votos jóvenes y de los votantes que han acudido a los “caucus” por primera vez.
Huckabee, por su parte, ha enarbolado sus credenciales altamente conservadoras y ha movilizado el voto cristiano en un estado donde los republicanos son muy conservadores.
El pasado 1º de enero, tanto Obama, que aspira a ser el primer presidente negro de Estados Unidos, como Huckabee, un ex pastor baptista, encabezaban la última encuesta de intención de voto en el Estado de Iowa.
El sondeo, que publicaba el diario The Des Moines Register en su portada, mostraba que tanto Obama como Huckabee eran los ganadores de las elecciones de ayer.
Los “caucus”, reuniones de votantes en alrededor de 1.800 distritos electorales de Iowa para elegir a sus favoritos a la Casa Blanca, llegan tras meses de agotadoras campañas en el estado, durante los que los “presidenciabl
es” han peleado el voto uno a uno.
Los “caucus” de Iowa inauguraron ayer el proceso de selección de candidatos a la presidencia de Estados Unidos, el más reñido en décadas.
La próxima gran cita electoral tendrá lugar el martes 8 de enero en el estado de Nueva Hampshire, donde los dos partidos celebran sus primarias, que tradicionalmente confirman el liderazgo en la carrera a la Casa Blanca.
Iowa cuenta con apenas siete de los 270 votos mínimos del Colegio Electoral que requiere un candidato para ganar las elecciones presidenciales, pero dada su importancia política, los candidatos no escatimaron esfuerzos ni recursos para movilizar a sus bases en ese estado.
En general, en las
últimas décadas, quien ha ganado en Iowa también ha logrado la candidatura de su partido, aunque ha habido excepciones.
El actual proceso de selección de candidatos a la presidencia de Estados Unidos es considerado como el más reñido en décadas, tras una campaña marcada de retórica populista que no alumbró un liderazgo claro en ninguno de los dos bandos en liza.
En otro de los rasgos característicos de esta carrera electoral, un buen número de los estados con más población y peso en la selección de los candidatos celebrará sus comicios de aquí a principios de febrero.
Ese es el caso de Michigan, California, Illinois, Nueva York y Florida (en donde el ex alcalde de Nueva York Rudy Giuliani ha centrado gran parte de sus esfuerzos).
Para Tim Hagle, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Iowa, el factor decisivo sería la participación de votantes, que se espera alcanzara cifras récord, sobre todo entre los demócratas, en este estado rural de unos tres millones de habitantes.
El experto considera que una victoria en Iowa ayudará a una mayor atención mediática, más contribuciones y un fuerte empuje para el resto de primarias.
Ver comentarios