Obama tras ambicioso acuerdo Transpacífico
Enviar
Obama tras ambicioso acuerdo Transpacífico

En un esfuerzo por poner su propio sello a las normas del comercio internacional, el presidente Barack Obama se propone establecer un acuerdo con ocho países del Pacífico y ampliarlo pensando en las perspectivas de sumar a Japón y China.
Obama y líderes de países que van de Chile a Vietnam informarán sobre los esfuerzos destinados a forjar una Asociación Transpacífico paralelamente a la conferencia de Cooperación Económica Asia-Pacífico de 21 países en Honolulu este fin de semana.

Un tratado entre los países de la costa del pacífico sería el primer acuerdo firmado, no heredado, por Obama, y el más grande para los Estados Unidos desde el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica con Canadá y México que entró en vigor en 1994. La administración tiene ambiciones de ampliarlo aún más, según el representante de Comercio estadounidense, Ron Kirk.
“Obviamente emprendimos esto no sólo por esas ocho economías, ya que tenemos acuerdos comerciales con la mitad de ellas”, dijo Kirk en la Cámara de Comercio estadounidense en Washington el 26 de octubre. “Estamos convencidos de que esto tiene el potencial de convertirse en el acuerdo de libre comercio de Asia-Pacífico, al menos esas 21 economías miembros”.
Un acuerdo Transpacífico ayudaría a satisfacer el compromiso de Obama de duplicar las exportaciones estadounidenses para el año 2015 con respecto a los niveles de 2009. Constituye el elemento central de la política comercial de la administración desde que Obama obtuvo en octubre el acuerdo parlamentario para sus versiones revisadas de los acuerdos con Corea del Sur, Colombia y Panamá que fueron negociados en tiempos del presidente George W. Bush.
“Será exclusivamente de esta administración”, dijo en una entrevista William Reinsch, presidente del Consejo Nacional de Comercio Internacional en Washington y funcionario del Departamento de Comercio durante la administración Clinton. “Su definición cobró forma con esta administración”.
Las actuales negociaciones se llevan a cabo con Australia, Chile, Perú y Singapur, todos los cuales ya tienen acuerdos separados de libre comercio con los Estados Unidos, además de Malasia, Nueva Zelanda, Vietnam y Brunei.
El comercio en dos sentidos entre Estados Unidos y esos ocho países totalizó $171.000 millones el año pasado, en comparación con $457.000 millones con China, $181.000 millones con Japón y $88.000 millones con Corea del Sur, según el Departamento de Comercio estadounidense.

Bloomberg




Ver comentarios