Enviar
Obama se disculpa con Pakistán por bombardeo

El mandatario de EE.UU., Barack Obama, aseguró al presidente de Pakistán, Asif Alí Zardari, que el bombardeo de la OTAN el pasado fin de semana en el que murieron 24 soldados paquistaníes "no fue un ataque deliberado contra Pakistán".
El gobernante habló con Zardari este domingo para expresarle "personalmente" sus condolencias por la "trágica pérdida" de los soldados en un ataque perpetrado entre la frontera de Afganistán y Pakistán, informó la Casa Blanca en un comunicado.
El mandatario enfatizó que "este lamentable incidente no fue un ataque deliberado contra Pakistán y reiteró el fuerte compromiso de EE.UU. de llevar a cabo una investigación a fondo".
Según la Casa Blanca, los dos presidentes reafirmaron su compromiso de mantener una relación bilateral, que es "crítica para la seguridad de ambas naciones" y acordaron mantenerse en estrecho contacto.
La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, habló telefónicamente el sábado con el primer ministro de Pakistán, Yusuf Raza Gilani, para reiterar las condolencias de su Gobierno por este "trágico" e "involuntario" hecho y subrayar el "respeto de Estados Unidos por la soberanía de Pakistán".
El sábado 26 de noviembre 24 soldados paquistaníes murieron cerca de la frontera con Afganistán a causa un ataque aéreo de la OTAN, que amenaza la delicada relación con Islamabad, que criticó duramente la operación encubierta en su territorio en mayo que acabó con la muerte de Bin Landen.
En declaraciones a CNN esta semana Gilani descartó que la relación con EE.UU. vuelva a ser "como antes" tras el ataque, que se está investigando para saber por qué aeronaves de la OTAN bombardearon por error dos puestos del Ejército paquistaní en la frontera con Afganistán.
Entretanto, Estados Unidos ordenó las tareas de evacuación de la base de Shamsi, en el oeste de Pakistán, a raíz de las represalias ordenadas por ese país tras el ataque de la OTAN.
Al menos un avión aterrizó en la ciudad de Quetta, no lejana a la base, y al mismo subieron varios pasajeros entre fuertes medidas de seguridad y en presencia de fuerzas de seguridad paquistaníes, según fuentes citadas por los medios de Pakistán Dawn y Express.
Las autoridades ordenaron a los lugareños que no salieran de sus casas durante el proceso, de acuerdo con Express.
Pakistán había exigido a EEUU que pusiera fin antes del 11 de diciembre a las operaciones en esta base, usada por el país occidental para bombardear con aviones no tripulados las áreas tribales fronterizas con Afganistán, feudos del integrismo islámico.
Las autoridades paquistaníes también bloquearon los suministros terrestres para las tropas internacionales presentes en Afganistán, en represalia por el ataque de la OTAN contra un puesto fronterizo paquistaní que causó la muerte de 24 soldados el pasado 26 de noviembre.
La base de Shamsi está situada a 300 kilómetros de Quetta, y esta es la tercera vez que las autoridades paquistaníes piden a EEUU que la abandonen, después de las polémicas bilaterales surgidas a raíz de la detención del espía Raymond Davis y del asesinato de Osama bin Laden.
En días pasados la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, había conversado telefónicamente con el primer ministro de Pakistán, Yusuf Raza Gilani, para reiterar las condolencias de su Gobierno por el bombardeo mencionado.
En esa oportunidad la secretaria expresó una vez más sus condolencias a las familias de los soldados y al pueblo de Pakistán, según informó el Departamento de Estado en un comunicado hecho público la semana pasada.
En el escrito, Clinton enfatizó que fue un hecho "trágico" e "innintencionado" y subrayó el "respeto de Estados Unidos por la soberanía de Pakistán".

Washington, 4 dic (EFE).-
Ver comentarios