Enviar
Obama expresa al Dalái su apoyo
Obama se reúne con el Dalái Lama a pesar de fuerte oposición de China

Barack Obama, presidente de EE.UU., expresó su “firme” apoyo a los derechos tibetanos en la reunión que mantuvo ayer con el Dalái Lama, líder espiritual tibetano, en la Casa Blanca.
La reunión, que duró cerca de una hora, se celebró en la Sala de Mapas a puerta cerrada para restar relevancia a un evento que había despertado una gran expectación en todo el mundo y las protestas de Pekín, que considera al Dalái Lama un líder separatista. Aunque no se permitió el acceso de los medios a la reunión, el Dalái Lama sí se dirigió brevemente a la prensa tras el evento para expresar su satisfacción. Vestido con su tradicional atuendo púrpura y azafrán y unas sandalias, el líder espiritual tibetano y premio Nobel de la Paz se declaró “muy contento” por la reunión, en la que aseguró que Obama le había expresado su “apoyo”.
Por su parte, en un comunicado distribuido tras el encuentro, Robert Gibbs, portavoz de la Casa Blanca, aseguró que el presidente estadounidense y el líder espiritual trataron sobre los derechos de los tibetanos y el diálogo con el Gobierno chino, entre otros asuntos. Obama “subrayó su firme apoyo a la conservación de la especial identidad religiosa, cultural y lingüística de Tíbet y la protección de los derechos humanos tibetanos en la República Popular China”, indicó el portavoz. El presidente estadounidense también alabó el compromiso con la no violencia y la búsqueda del diálogo con China por parte del Dalái Lama, agregó Gibbs. El presidente y el Dalái Lama “se mostraron de acuerdo en la importancia de una relación positiva y de cooperación entre EE.UU. y China”, agregó el comunicado.
El 12 de febrero, Ma Zhaoxu, vocero del Ministerio del Exterior de China, señaló la firme oposición de China hacia la visita del Dalái Lama a EE.UU. así como al contacto de líderes estadounidenses con él. China pidió a EE.UU. entender cabalmente la naturaleza altamente sensible de los asuntos relacionados con el Tíbet, cumplir sus compromisos de reconocer al Tíbet como parte de China y oponerse a la “independencia del Tíbet”, indicó la agencia de noticias oficial china Xinhua. Ma también exhortó a EE.UU. a abstenerse de ofrecer al Dalai Lama espacio y facilidades para realizar actividades separatistas contra China, y evitar mayores daños a las relaciones entre China y EE.UU.
“Con la excusa de la religión, el Dalai Lama desde entonces ha estado involucrado desde 1950 en actividades destinadas a dividir a China y socavar la estabilidad social del Tíbet”, menciona Xinhua. Una de las represalias con las que se conjetura que China podría responder al encuentro de ayer es un aplazamiento de la visita de Estado que Hu Jintao, presidente de China, tiene pendiente a Washington y que inicialmente se calculaba para abril, informó Efe.
Obama aplazó la cita con el líder espiritual en octubre, la última ocasión en la que el Dalái Lama visitó Washington, para no causar tensiones en las relaciones con China antes de su visita de Estado a Pekín en noviembre del año pasado. Estados Unidos busca la colaboración de Pekín en asuntos como la lucha contra el cambio climático y los programas nucleares de Corea del Norte e Irán.
En particular, trata de persuadir a la República Popular para que apoye la imposición de nuevas sanciones contra Teherán, algo a lo que hasta ahora las autoridades chinas se han mostrado renuentes.

Washington
EFE y Xinhua
Ver comentarios