Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



GLOBAL


Obama enfrentado por deuda

Redacción La República [email protected] | Lunes 11 julio, 2011



Obama enfrentado por deuda

Barack Obama mantuvo firme en la reunión sostenida, ayer con congresistas republicanos su propuesta para lograr el “plan más amplio posible” a fin de aumentar el techo de la deuda más allá de la fecha límite del 2 de agosto y evitar así que el país entre en moratoria.
En ese sentido, Obama defendió su plan, que prevé reducir el déficit en unos 4 billones de dólares en los próximos diez años, pero incluye recortes de impuestos a los más adinerados.
Esa medida provocó que el líder de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, John Boehner, anunciara el sábado que no aceptará ese plan, y abogara por una “medida más modesta”, que situaría el recorte en torno a los 2,4 billones de dólares.
En el encuentro participaron, además de Boehner, entre otros, el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, la líder de la minoría en la Cámara baja, Nancy Pelosi, y los líderes republicanos en el Senado Dick Durbin y Jon Kyl.
El secretario del Tesoro de EE.UU., Timothy Geithner, en una entrevista en el programa “Face The Nation” de la cadena CBS, subrayó la urgencia de alcanzar un acuerdo que eleve el límite autorizado por el Congreso, de 14,3 billones de dólares, lo antes posible.
”Creo que esta semana, y seguramente para el final de la siguiente, tenemos que tener un acuerdo en las líneas principales de un paquete”, dijo Geithner.
Geithner subrayó que el reloj sigue avanzando y que no es posible esperar hasta el 2 de agosto, porque “las agencias mundiales de calificación de crédito ya han dejado claro en público que cuanto más nos adentremos en julio sin un camino para resolverlo, más riesgo van a imponer sobre nuestra calificación”.
”No hay ninguna razón por la que los líderes del Congreso deban dejar que eso ocurra”, dijo el secretario del Tesoro, para quien la incapacidad de llegar a un acuerdo “no es una opción”.
En su lugar, el presidente de la Cámara baja abogó por negociar un acuerdo a corto plazo, para aumentar el techo de la deuda más allá de los 14,3 billones de dólares autorizados por el Congreso y ganar tiempo para solventar el problema del déficit.
”Creo que el mejor camino es que nos enfoquemos en la producción de una medida más modesta sobre la base de los cortes identificados en las negociaciones encabezadas por (el vicepresidente Joe) Biden”, dijo Boehner.
El paquete impulsado por el líder republicano estaría en torno a los 2,4 billones de dólares, según la web especializada Politico.
Sin embargo, asesores, dijeron que Obama no estaba dispuesto a aceptar ningún acuerdo que no asegure el control de la deuda del país hasta más allá de las elecciones presidenciales de 2012.
Para el presidente, es esencial tomar “un enfoque equilibrado, que exija a los más ricos y a quienes tienen intereses especiales, que paguen la parte que les corresponde”, dijo anoche el director de comunicaciones de la Casa Blanca, Dan Pfeiffer, en un comunicado.
Pfeiffer condenó la negativa de Boehner al plan del mandatario, y aseguró que “echarse atrás ahora no sólo evitará que resolvamos el reto fiscal, sino que también confirmará el cinismo que la gente tiene sobre la política en Washington”.
El líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, aseguró ayer en el programa “Fox News Sunday” que la causa de la negativa de Boehner fue la insistencia de la Casa Blanca en aumentar los impuestos “en medio de una situación económica extraordinariamente difícil”.
”Creemos que es una idea terrible. Es una máquina de matar empleos”, indicó McConnell.

Washington/ EFE