Obama confía en diplomacia para logros en Siria e Irán
En la 68 Asamblea de la ONU Barack Obama no cree que una "acción militar" pueda llevar a una "paz duradera" en Siria. AFP/La República
Enviar

Obama confía en diplomacia para logros en Siria e Irán

El presidente de EEUU, Barack Obama, afirmó ayer ante la ONU que confía en la diplomacia para evitar el uso de armas químicas en Siria y tendió una mano a Irán para lograr un acuerdo sobre su programa nuclear, al tiempo que urgió a perseguir la paz en Oriente Medio.
Obama dedicó su discurso ante la Asamblea General de la ONU, el quinto desde que llegó a la Casa Blanca, a esos tres temas, pero también anotó que sucesos como el del asalto de islamistas radicales a un centro comercial en Nairobi (Kenia) son el reflejo del tipo de "peligros" que enfrenta el mundo en la actualidad.
Según Obama, las declaraciones positivas emitidas por Irán en la última semana acerca de que no construirá armas nucleares "deben ofrecer la base para un acuerdo significativo".
Obama señaló que Estados Unidos no busca cambiar al régimen de Teherán y respeta "el derecho del pueblo iraní a un acceso pacífico a la energía nuclear", pero sí pidió al Gobierno de ese país "acciones transparentes y verificables" sobre su programa atómico.
Por ello, explicó que ha pedido a su secretario de Estado, John Kerry, que busque un acuerdo con Irán sobre su programa nuclear en cooperación con la Unión Europea (UE), Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania (el grupo 5+1).
"Creo firmemente que hay que probar la vía diplomática", recalcó el presidente.
Ese grupo del 5+1 celebrará una reunión con el ministro iraní de Exteriores, Javad Zarif, el próximo jueves en la ONU, en lo que será el encuentro de mayor nivel entre autoridades de EE.UU. e Irán desde 1979.
Los gestos de acercamiento de Teherán han generado expectativas de un posible encuentro entre Obama y su homólogo iraní, Hasan Rohaní, no programado pero tampoco descartado por completo por la Casa Blanca.
Obama recordó que Irán y su país han vivido aislados entre sí desde la revolución islámica de 1979 y padecen "una desconfianza mutua que tiene raíces profundas", pero también se mostró confiado en poder mejorar la relación bilateral para colocarla en un nivel de "interés y respeto mutuo".
Con respecto a Siria, "creemos que el punto de partida debe ser que la comunidad internacional asegure la prohibición de las armas químicas", afirmó el mandatario, al volver a responsabilizar al régimen de Bachar Al Asad de haber empleado ese tipo de armamento en un ataque contra civiles el mes pasado.
Según Obama, tiene que haber "una fuerte resolución" del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para asegurar que las armas químicas no son usadas en Siria ni en ningún otro país, "verificar" que el presidente Asad cumple con sus compromisos y garantizar que "debe haber consecuencias" si no lo hace.
Tras el acuerdo en Ginebra entre Estados Unidos y Rusia para destruir el arsenal químico sirio, Estados Unidos busca ahora una resolución que invoque el Capítulo 7 de la Carta de la ONU, que abriría la puerta a sanciones o incluso al uso de la fuerza en caso de que el régimen de Asad no cumpla con los términos del pacto.
"Si lo logramos, enviaremos un fuerte mensaje sobre que el uso de armas químicas no tiene lugar en el siglo XXI", subrayó Obama.
También señaló que no cree que una "acción militar" pueda llevar a una "paz duradera" en Siria y apuntó que la situación en ese país es el espejo de una "contradicción" que se arrastra desde hace décadas: a EE.UU. se le acusa de "entrometerse" en Oriente Medio y, a la vez, se le acusa de "no hacer lo suficiente" para resolver los problemas de la región.
"Estados Unidos está preparado para emplear todos los elementos de su poder, incluido el uso de la fuerza militar, para asegurar nuestros intereses clave en la región", advirtió Obama.

Naciones Unidas/EFE

Ver comentarios