Logo La República

Lunes, 25 de marzo de 2019



GLOBAL


Obama busca a quién debe "patear el trasero"

Redacción La República [email protected] | Miércoles 09 junio, 2010



Obama busca a quién debe “patear el trasero”
Presidente tomará fuertes medidas contra responsables de derrame en Golfo de México

Barack Obama, presidente de EE.UU., viajará la semana próxima a los estados de Misisipi, Alabama y Florida para comprobar los daños dejados por el vertido en el Golfo de México, anunció ayer la Casa Blanca.
Se trata del cuarto viaje de Obama a la zona afectada por el derrame desde su inicio, tras la explosión y hundimiento en el mar el 20 de abril de la plataforma petrolera “Deepwater Horizon” de la empresa British Petroleum (BP).
Según indicó la Casa Blanca, el presidente se desplazará a esos tres estados durante dos días, el lunes y el martes, el viaje más prolongado que ha efectuado al área.
El anuncio se produce después de que, en declaraciones al programa “Today” de la cadena de televisión NBC emitido ayer, Obama asegurara que consulta con expertos para saber a quién debe “patear el trasero” para que cese el vertido de petróleo.
En la entrevista, Obama se defendió de los que piensan que, desde que estalló la crisis por el vertido, se ha dedicado sólo a celebrar reuniones en lugar de tomar medidas para detener el escape.
“No me quedo sentado charlando con los expertos como si se tratara de un simposio universitario”, dijo el mandatario en la entrevista.
La petrolera BP ha aumentado a 2,36 millones de litros el crudo recogido gracias a la campana instalada sobre el pozo averiado en el Golfo de México, según las autoridades estadounidenses.
En su rueda de prensa diaria para informar de los progresos contra el derrame, el almirante de la Guardia Costera de EE.UU. Thad Allen, coordinador de las labores de contención, señaló ayer que esa campana, instalada la semana pasada, ayuda a limitar el escape si bien no recoge todo el petróleo que mana del pozo.
La operación se podría ver complicada si, como se espera, el tiempo empeora a lo largo de los próximos días.
“Las condiciones meteorológicas pueden convertirse en un factor”, declaró Allen, quien agregó que lo estudiarán muy de cerca.
Después de varios intentos fallidos, BP colocó el viernes una campana de contención sobre el pozo con cuatro aberturas para que el crudo empezara a fluir por una tubería hacia el buque de exploración “Discover Enterprise”.
La compañía tiene previsto sustituir la campana por otra mayor el mes que viene, con el objeto de poder recuperar más crudo.
Ayer, la empresa indicó que donará el dinero que obtenga de la comercialización del petróleo recogido de la superficie marina al fondo destinado a la recuperación de la zona afectada.
Mientras tanto, Florida ya ha comenzado a colocar en algunas de sus playas avisos a los bañistas sobre la presencia de petróleo, después de que el viernes pasado ya empezara a encontrarse alquitrán en esas arenas.
El Gobierno estadounidense anunció ayer nuevas normas para la perforación marina, en una iniciativa que el sector espera que permita adjudicar nuevos permisos, bloqueados desde que comenzó el vertido.
Esas medidas exigen más inspecciones y certificados de buen funcionamiento para las válvulas encargadas de taponar un pozo si surge algún problema.
Ese mecanismo, conocido como “de prevención de explosiones”, no funcionó en el caso de la “Deepwater Horizon”.

Washington / EFE