Enviar

Obama atenderá intereses centroamericanos divididos

201305021359171.obama-intereses.jpg
Barack Obama, deberá atender mañana en su visita oficial a Costa Rica, intereses divididos de los países centroamericanos, unos más interesados en temas comerciales y otros que buscarán más cooperación en seguridad y migración.

Mientras la presidenta Chinchilla pedirá a Obama su respaldo al ingreso de Costa Rica a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico y al Acuerdo de Asociación Transpacífica, la prioridad del mandatario hondureño, Porfirio Lobo, será la renovación y ampliación del apoyo a la región en el combate al narcotráfico y el crimen organizado.

La cumbre del SICA con el presidente estadounidense reflejará los temas más urgentes para cada nación y las realidades diversas del istmo.

Los tres mandatarios del llamado "triángulo norte", es decir, Guatemala, Honduras y El Salvador, pondrán énfasis en la ayuda directa de Washington para combatir el narcotráfico y en las garantías necesarias para su población inmigrante en EE.UU.

Mientras tanto, el acento para la parte sur de la región, especialmente Costa Rica y Panamá, será el comercio, la inversión y el desarrollo de energías limpias.

"Cada país reacciona de acuerdo a sus temas de urgencia interna y, en el caso del narcotráfico y la violencia, no todos vivimos el fenómeno con la misma intensidad", señaló Mario Zamora, ministro de seguridad.

Para Zamora, Costa Rica ha abandonado ya la posición clásica de extender la mano esperando más recursos y, en su lugar, planteará abordar los asuntos de seguridad desde una perspectiva de desarrollo económico.

El tema migratorio, por ejemplo, concentrará las peticiones de Honduras, Guatemala y El Salvador, países para los cuales las remesas de sus ciudadanos en Estados Unidos son una parte fundamental de sus economías.

Obama llegará a el viernes a San José luego de cumplir una visita hoy a México en la que se tiene previsto que aborde, con el presidente Enrique Peña Nieto, una agenda que vaya más allá de los temas de migración y narcotráfico, asuntos que han marcado la relación entre ambos países por años.

El gobernante estadounidense permanecerá en San José hasta el sábado, cuando se reunirá con un grupo de líderes empresariales centroamericanos antes de regresar a Washington.

Durante su estadía se pondrá en marcha un operativo especial de seguridad que incluye la participación de más de mil policías costarricenses, cierres de calles, aeropuertos y hasta un asueto para empleados públicos.


Ver comentarios