Logo La República

Viernes, 16 de noviembre de 2018



GLOBAL


Obama a la cabeza en Maine

| Lunes 11 febrero, 2008



Victoria se sumaría a las alcanzadas el sábado en Washington, Nebraska y Luisiana
Obama a la cabeza en Maine

Edwards tantea a Clinton y al senador afroamericano para ver posibilidad de darles su apoyo

Washington
EFE

El senador demócrata Barack Obama encabezaba ayer al cierre de esta edición el recuento de votos de los “caucus” en el estado de Maine, al lograr el 57 por ciento de los apoyos, frente al 42 por ciento de su rival Hillary Clinton, tras el 59 por ciento de los votos escrutados.
Si Obama mantiene su ventaja sobre Clinton en lo que queda de recuento, lograría su quinta victoria en un mismo fin de semana, tras ganar el sábado en Nebraska, Luisiana, el estado de Washington y las Islas Vírgenes.
En los “caucus” del estado de Maine hay en juego 24 delegados que irán a finales de agosto a la Convención Demócrata en Denver, donde se proclamará al candidato demócrata que se enfrentará al rival del Partido Republicano en las elecciones de noviembre.
De momento, Obama cuenta con 1.070 delegados y Clinton con 1.095 de los 2.025 necesarios para conseguir la nominación demócrata.
Por otra parte John Edwards, ex senador y ex precandidato demócrata a la Casa Blanca, ha mantenido reuniones por separado con Clinton y Obama para analizar la posibilidad de dar a uno de ellos su apoyo en la campaña electoral.
Según informó ayer la cadena de televisión CNN, Edwards, quien anunció el pasado 30 de enero oficialmente su retirada de la campaña electoral, se reunió el jueves con Clinton y el lunes hará lo mismo con Obama, para tratar con ambos candidatos la posibilidad de conceder a uno de ellos su apoyo en las elecciones.
La reunión con Clinton tuvo lugar en casa de Edwards en Chapel Hill.
El sábado por
la noche, el ex senador por Carolina del Norte y sus asesores más directos se reunieron para hablar de varios temas, entre ellos a qué candidato debería dar su apoyo, indica la CNN.
En una fiesta el sábado en su casa, Edwards no reveló a quién podría dar su respaldo ni si su decisión es inminente.
Algunos asesores del ex candidato a la Casa Blanca le aconsejan no conceder su apoyo a ninguno de los dos, según las mismas fuentes.
Edwards estaría sopesando varios puntos antes de tomar una decisión, incluida la posibilidad que tiene el candidato de ganar las elecciones contra el rival del Partido Republicano, y quién de los dos representará mejor sus ideas.

Hay un parecer común entre los asesores de Edwards, según el cual las políticas de Clinton pueden beneficiar más a la clase trabajadora de EEUU, un factor importante para el ex candidato.
Las propuestas de Obama, por su parte, están más en la línea de la política de Edwards.
Dos amigos cercanos a Elizabeth, la esposa de Edwards, afirman que ella apoya a Obama, quien ha recibido respaldos de algunos de los que han ayudado a Edwards en su campaña.


Clinton sustituye a directora de campaña

Hillary Clinton, aspirante demócrata a la Casa Blanca, sustituyó a la directora de su campaña, Patti Solis Doyle, y nombró nueva jefa a su ayudante Maggie Williams, que lleva mucho tiempo al lado de la senadora por Nueva York.
La propia Solis anunció la decisión en un comunicado, en el que afirmó que le ha llenado de orgullo dirigir la campaña de Clinton.
“Más orgullosa estoy de poder llamar a Hillary mi amiga desde hace más de 16 años; sé que ella será una gran presidenta” de Estados Unidos, afirmó, aunque no reveló la razón por la que fue sustituida.
Únicamente explicó que la campaña electoral de este año “ha sido la más prolongada de la historia” y señaló que ha sido “una (campaña) que ha requerido enormes sacrificios de todos”.
La sustitución de Solis se produce después de que Barack Obama ganó el sábado las elecciones en Nebraska, Luisiana, el estado de Washington y las Islas Vírgenes, aunque ayudantes de Clinton negaron que esta decisión tenga algo que ver con las victorias del senador.
“Esta ha sido la campaña de primarias más larga de la historia. Ha sido el momento apropiado para hacer un cambio”, dijo Doug Hattaway, un portavoz de la campaña de Clinton, agregando que la sustitución no refleja ningún cambio en la estrategia electoral. Solis no abandonará por completo la campaña de Clinton, pues seguirá como asesora.
Sobre su sustituta, Solis afirmó que ha trabajado con su amiga de manera intensiva durante el último mes.
“Maggie es una persona extraordinaria y confío en que hará un excelente trabajo”, aseguró.
En un comunicado posterior, Clinton agradeció a Solis el trabajo realizado.