Enviar
Obama y McCain intensifican ataques

Nashville
EFE
Los candidatos a la Presidencia de Estados Unidos, Barack Obama y John McCain, intensificaron ayer los ataques cruzados, en un momento en el que el demócrata Obama sube cada vez más en las encuestas y a pocas horas de su segundo debate electoral.
El candidato demócrata supera en las encuestas nacionales a su rival republicano por seis puntos, según el último sondeo de The Wall Street Journal y está tomando ventaja en al menos cinco de los estados bisagra: Indiana, Nuevo Hampshire, Carolina del Norte, Ohio y Wisconsin, según publica la cadena de televisión CNN.
En este ambiente, la campaña del republicano McCain lanzó ayer a nivel nacional un anuncio televisivo de 30 segundos titulado “hipócrita”, en el que acusa a Obama de recurrir a “falsedades” cuando se cuestiona su trayectoria.
En respuesta, la de Obama sacó otro titulado “el tema”, en alusión a la economía, en el que destaca que McCain está desconectado de la realidad, no tiene ideas ni un plan para la economía y recurre a tácticas engañosas para desprestigiar a su rival.
“Mientras, los estadounidenses pierden sus empleos, casas y ahorros, es hora de (elegir) un presidente que cambie la economía, no que cambie de tema”, subraya el anuncio.
Algunos observadores e vaticinan que McCain continuará atacando a Obama en asuntos como la guerra en Irak, la política fiscal, la creciente expansión del Gobierno, y sus presuntos vínculos con el militante radical Bill Ayers, que la campaña demócrata ya ha negado.
Los demócratas han dejado claro que si McCain continúa por ese derrotero se topará con más ataques sobre el escándalo financiero de los años 80 conocido como “Keating five”, y su rechazo a la regulación de la empresa privada que, a juicio de la oposición, originó el descalabro actual del sistema financiero.
Después de los dos mandatos republicanos de George W. Bush, que padece niveles de popularidad en torno al 30 %, McCain no lo tiene fácil en parte porque está calando el mensaje demócrata de que elegirlo será tener “un tercer mandato de Bush”.
Por ello, McCain, quien prometió cambiar la cultura política en Washington, intenta convertir el resto de la contienda en un referendo sobre Obama y su capacidad de liderar a Estados Unidos.
Obama insiste en que McCain continuará con las fallidas políticas económicas del presidente George W. Bush.

Ver comentarios