Enviar
Obama resta importancia a caricatura del New Yorker

Candidato demócrata supera a McCain por ocho puntos en última encuesta

Washington
EFE

Barack Obama, candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, restó ayer importancia a una caricatura que lo presenta en una revista como musulmán y a su esposa, Michelle, como una guerrillera armada con una metralleta.
“Se trata de una caricatura y es por ello que tenemos la Primera Enmienda” de la Constitución, que protege la libertad de expresión, dijo.
En una entrevista para el programa “Larry King Live” de la cadena CNN, Obama señaló que en estos momentos había problemas mucho más serios que preocupaban a los estadounidenses.
Entre ellos citó la crisis en el sistema bancario y en el sistema inmobiliario, el terrorismo y los conflictos en Iraq y en Afganistán.
La caricatura publicada en portada por la revista “New Yorker” también muestra una fotografía de Osama bin Laden y una bandera de Estados Unidos ardiendo.
Obama señaló que al intentar hacer una sátira de su persona “probablemente (los autores de la caricatura) alentaron algunos conceptos equivocados. Pero esa fue su decisión editorial”.
La caricatura, que apareció el pasado fin de semana en la portada de la revista, fue criticada por ambos partidos, el Republicano y Demócrata, y tanto los dirigentes de la campaña de Obama como la de su rival, el republicano John McCain, coincidieron en que su publicación constituyó un hecho ofensivo.
Al explicar las razones de la publicación, las autoridades editoriales de la revista indicaron que la caricatura tuvo como objetivo hacer una sátira de los conceptos equivocados que tienen los electores respecto de Obama.
Por otra parte, el senador del estado de Illinois criticó la estrategia del presidente George W. Bush contra el terrorismo, y reiteró que si era elegido presidente intensificará los esfuerzos por capturar y procesar a Osama bin Laden, el cerebro de los atentados del 11-S.
“Queremos su captura o su muerte. Si lo capturamos lo llevaríamos a la justicia y creo que merecería la pena de muerte”, manifestó.
Durante la entrevista Obama ofreció un tibio apoyo a las medidas tomadas por el Gobierno para acudir en ayuda de las empresas inmobiliarias Fannie Mae y Freddie Mac, duramente sacudidas por la crisis del sector.
El candidato presidencial demócrata manifestó que creía que algunos de los planteamientos que se hicieron al decidirse la ayuda fueron buenos.
Sin embargo, señaló que querría estar seguro de que no se está ayudando “solo a sus accionistas y ejecutivos” sino que los esfuerzos están “centrados en mantener la liquidez del mercado inmobiliario”.
Obama supera a su rival republicano John McCain por ocho puntos, según una nueva encuesta publicada ayer.
El sondeo conjunto del diario The Washington Post y la cadena de televisión ABC muestra que los electores tienen más confianza en Obama en temas económicos pero albergan dudas sobre su capacidad para lidiar con una crisis internacional.
En total, el senador demócrata por Illinois se hizo con el 50% de respaldo entre los votantes encuestados frente al 42% de McCain.
El Post indica que McCain tiene ahora ventaja entre las mujeres y los votantes independientes, pero insiste en que la superioridad de 19 puntos de Obama en temas económicos se ha convertido en un gran desafío para McCain.
La mitad de los votantes consultados dijeron que la economía será “extremadamente importante” para su voto.
La guerra de Irak figura en tercer lugar. En segundo lugar aparece un abanico de distintos temas, incluida la educación, la salud y el terrorismo.
La encuesta muestra, también, que la popularidad del presidente George W. Bush ha vuelto a marcar un nuevo mínimo.
Así, el 28% de los consultados dijo aprobar su gestión al frente de la Casa Blanca, frente al 69% que dice estar insatisfecho con él.


Ver comentarios