Enviar
Obama recupera ventaja ante McCain

Candidato demócrata se ha visto beneficiado por el creciente recelo por futuro de la economía estadounidense

Washington
EFE

El cambio de enfoque hacia la economía parece haber beneficiado al candidato demócrata Barack Obama, que ha recuperado en los sondeos la ligera ventaja que John McCain le arrebató después de la Convención Republicana.
El índice diario del instituto Gallup otorga hoy al senador por Illinois una ventaja de cuatro puntos, el 48% frente al 44% de su rival.
En este sondeo, McCain llegó a gozar de una distancia de cinco puntos porcentuales luego de la clausura de la Convención Republicana, hace dos semanas.
McCain se vio alentado también por la buena acogida entre el público a su selección para la vicepresidencia, Sarah Palin, aunque la fascinación despertada por la gobernadora de Alaska parece haber quedado superada por las malas noticias económicas.
Según Gallup, encuestas paralelas apuntan a una erosión de la confianza de los consumidores en la economía ante la crisis financiera en Wall Street.
Aunque no es posible determinar hasta qué punto la recuperación de Obama se ha debido a la mala marcha de la economía, Gallup considera que la reacción de los votantes a las noticias financieras representan “una explicación plausible”.
El índice diario de la Universidad de Quinnipiac también determina una ventaja de cuatro puntos para Obama, que recibe el 49% de los votos frente al 45% de McCain.
Esta encuesta encuentra que las mujeres se inclinan en un 14% más a favor del aspirante a ser el primer presidente negro de Estados Unidos, mientras que los varones son más proclives, por un 7%, a apoyar al candidato republicano.
La cifra es significativa por cuanto los sondeos apuntaban hace dos semanas a un mayor apoyo de las mujeres a McCain, después de que este candidato eligiera a Palin como su compañera de fórmula
Un tercer sondeo, elaborado para la cadena de televisión CBS y el diario The New York Times, considera que la distancia que separa a los dos candidatos es de cinco puntos, y mientras Obama recibe el 49%, McCain cuenta con el 44%.
Según esta encuesta, un 78% de los estadounidenses considera que la economía está en mala situación y seis de cada diez creen que va a ir a peor, “condiciones que pueden favorecer al candidato demócrata”.
Tradicionalmente, los votantes consideran a los republicanos más fuertes en lo relativo a la seguridad nacional y a los demócratas más sólidos en la gestión económica.
Ante su descenso en los sondeos, McCain ha intentado hoy pasar a la ofensiva en la cuestión económica y ha acusado a su rival de explotar los problemas que padece Wall Street para beneficiarse políticamente.
Según el asesor de campaña de McCain, Steve Schmidt, Obama “está jaleando esta crisis”.
El candidato republicano, que ayer participaba en varios actos electorales en Iowa, propuso, por su parte, cesar al presidente de la Comisión de Valores (SEC), Christopher Cox, por no haber supervisado como debía las acciones del sistema financiero.
“Al presidente de la SEC lo nombra el presidente y, según mi opinión, ha traicionado la confianza del público (...) Si yo fuera presidente ahora mismo, lo cesaría”, sostuvo McCain.
La campaña del candidato republicano ha presentado un nuevo anuncio en el que acusa al demócrata de derrochar el dinero de los contribuyentes y de querer aumentar los impuestos.
El candidato republicano, que se presenta como un inconformista dentro de su propio partido, declaró el lunes pasado que los fundamentos de la economía estadounidense “son sólidos”, una afirmación que ha recibido numerosas críticas.
Los demócratas han arremetido a lo largo de toda esta semana contra esas declaraciones de McCain.
El candidato demócrata a la vicepresidencia, Joe Biden, señaló desde Ohio que el aspirante republicano se encuentra “muy distanciado” de los problemas que aquejan al estadounidense medio.
Por otra parte el 55% de los hispanos registrados para votar en noviembre cree que el demócrata Barack Obama es el mejor candidato, según un sondeo difundido ayer.
Los últimos datos del Pew Hispanic Center sitúan a Obama como el candidato a la Casa Blanca que más simpatías despierta entre la minoría de mayor crecimiento de Estados Unidos, muy por delante de su rival republicano, John McCain.
El voto hispano es uno de los más buscados por ambos partidos, no tanto por la superioridad numérica -el nueve% del electorado- sino por su concentración en estados clave como Florida, Nuevo México, Nevada y Colorado.
Un 50% de los hispanos registrados para votar que participaron en la muestra señalaron al senador de Illinois como el candidato más cualificado para defender los derechos de los inmigrantes, frente al 12% que se inclinó por McCain.
En la misma línea, el senador de Arizona solo fue calificado por el 11% de la muestra como el mejor candidato para tratar los asuntos que conciernen a los latinos que, con cerca de 46 millones de personas, representan el 15,4% de la población de Estados Unidos.
Desde el año 2004, la proporción de hispanos que aseguran que el Partido Demócrata se preocupa más por ellos ha crecido en un 14%.
Mientras que el 7% de los latinos señaló al Partido Republicano como la afiliación que más defiende sus intereses, casi la mitad de la muestra -un 49%- apostó por el Partido Demócrata en esta materia.
Ver comentarios