Obama propone ahorrar $17 mil millones
Enviar
Obama propone ahorrar $17 mil millones

Washington- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, exhortó al Congreso a eliminar casi $17 mil millones en programas, incluso exenciones impositivas para empresas de petróleo y gas.
En un documento de 1.374 páginas, Obama propuso abolir el tratamiento impositivo preferencial para ambos sectores como parte de un paquete de 121 programas federales que el Gobierno quiere eliminar o reducir.

Obama detalló los pormenores del bosquejo de presupuesto que el Gobierno difundió el 26 de febrero y que ya ha sido adoptado por el Congreso.
Los nuevos puntos son principalmente sectores en los que Obama está buscando reducciones, los cuales algunos legisladores dijeron que no eran suficientes para comenzar a achicar un déficit que la Oficina de Presupuesto del Congreso prevé llegará a $1,3 billones en el ejercicio fiscal 2010, el segundo más alto hasta la fecha.
“Estos ahorros, grandes y pequeños, se suman”, dijo Obama en declaraciones tras la difusión de los documentos del presupuesto, agregando que “este es apenas un aspecto de las reformas presupuestarias que estamos buscando”. El mandatario repitió su compromiso de reducir el déficit a la mitad para el final de su mandato en el 2012.
El presupuesto mantiene el pedido de “reserva” de $250 mil millones hecho en febrero en caso de que los bancos de Estados Unidos necesiten una mayor inyección de dinero bajo el Programa de Ayuda por Activos Problemáticos (Troubled Asset Relief Program, o TARP), dijo el jefe de presupuesto Peter Orszag.
A diferencia de pasados años, el Gobierno no difundirá antes del 11 de mayo sus “perspectivas analíticas” o “tablas históricas” que ayudan a explicar sus decisiones de gasto y ponerlas en contexto.
Aun cuando los recortes propuestos equivalen a solamente la mitad de un 1% del presupuesto total, Obama está enfrentando resistencia a ellos en el Congreso y por parte de grupos de interés que buscan mantener vivos algunos programas favorecidos por ellos.
Algunas de las reducciones propuestas, como subsidios agrícolas, ya han sido rechazadas por el Congreso. En el 2008, el entonces presidente George W. Bush, trabajando con un Congreso dominado por los demócratas, propuso poner fin o reducir 141 programas federales. De aquellos, 29 fueron terminados o reducidos para un ahorro de alrededor de $1,6 mil millones.
“Nada de esto será fácil”, dijo Obama, quien manifestó que “por cada dólar que buscamos ahorrar, estarán aquellos que tienen interés en verlo gastar”.
Los republicanos denunciaron el paquete de recortes de Obama y dijeron que enviarían a la Casa Blanca una lista propia para su consideración.
“Los recortes propuestos por el Gobierno, a la vez que bienvenidos, no son suficientes y parecen una táctica de distracción, un intento por desviar la atención del tema de la deuda sin precedente que este presupuesto le carga a generaciones futuras”, dijo el líder republicano de la Cámara de Representantes, John Boehner.
“Uno está sacando una cucharadita de agua del océano a la vez que arroja en él un río entero”, dijo el senador republicano Judd Gregg, del estado de Nuevo Hampshire.
Por su parte, el senador Kent Conrad, presidente demócrata de la Comisión de Presupuesto, dijo que los legisladores “no deberían perder de vista la mayor amenaza” que representa para el presupuesto federal el creciente costo de la atención médica, que está aumentando aproximadamente un 8% por año, según la Oficina de Presupuesto del Congreso.

Ver comentarios