Enviar
Senador de Illinois fue elegido por aclamación
Obama nombrado candidato presidencial demócrata

Convención en Denver marca un antes y un después para los Clinton

Denver
EFE

Barack Obama fue elegido ayer oficialmente el candidato presidencial demócrata en el pleno de la Convención de ese partido, lo que le permite dar un nuevo paso en su intento de convertirse en el primer presidente negro de Estados Unidos.
La senadora Hillary Clinton fue la encargada de solicitar que se declarara oficialmente a Obama el candidato del partido.
“Declaremos juntos en una sola voz, aquí mismo, ahora, que Barack Obama será nuestro presidente”, dijo Clinton, quien pidió a los asistentes que detuvieran la votación en el pleno de la Convención, en la que Obama obtuvo la mayoría del respaldo de los alrededor de 4.400 delegados, y declararan candidato a Obama por aclamación.
Los asistentes proclamaron al candidato al grito de Obama y “Yes we can” (Sí podemos), lema de la campaña del senador.

La proclamación por aclamación muestra el espíritu de unidad que defendió el martes Clinton durante su discurso estelar en el segundo día de la Convención.
Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, hizo el anuncio formal de la histórica nominación.
“Es con gran orgullo que anuncio que Barack Obama es el candidato demócrata para presidente de Estados Unidos por aclamación”, afirmó Pelosi.
“Me han pedido que les informe que el senador Obama acepta la nominación”, sostuvo, y añadió que Obama pronunciará mañana su discurso de aceptación.
El acto se celebrará en el Invesco Field, adonde se espera que acudan unas 75 mil personas.
Hillary y Bill Clinton habían pensado que serían aclamados en la Convención Demócrata de Denver, pero han venido a aclamar a Obama, un revés que parece representar el inicio de un cambio generacional en el partido.
“Los partidos políticos evolucionan generación a generación”, dijo a Efe Bruce Gronbeck, profesor de la Universidad de Iowa, quien cree que llegó el momento de que los Clinton cedan el relevo.
La poderosa pareja política representa, según Gronbeck, la generación posterior a la II Guerra Mundial, que rompió con las prioridades de ese periodo histórico y puso nuevas ideas en marcha.
Bill Clinton es progresista en asuntos sociales y conservador en temas fiscales, lo que dio pie al nacimiento de un nuevo tipo de demócrata. Pero, una vez más, el mundo ha vuelto a cambiar.
Los atentado
s del 11 de septiembre de 2001 en Washington, Nueva York y Pensilvania abrieron una nueva etapa histórica para Estados Unidos, en la que el país se ha visto forzado a lidiar con peligrosos reductos radicales alrededor del mundo.
La actual Casa Blanca optó por luchar contra esa amenaza con grandes ejércitos y hacerlo de forma unilateral, una apuesta polémica que ha hundido la popularidad del presidente George W. Bush y exige, según Gronbeck, un nuevo cambio generacional.
Obama, dijo el profesor de Iowa, es el político que ha sabido articular entre los demócratas una visión más convincente para afrontar los nuevos desafíos dentro y fuera de Estados Unidos y busca ahora dejar una impronta duradera, al igual que lo hicieron los Clinton y el clan de los Kennedy.
“El Partido Demócrata ha sido el partido de los Clinton durante los últimos 16 años. La campaña de Obama quiere reconvertirlo ahora en el partido de Obama”, afirmó Bill Schneider, analista de CNN en un artículo que aparece en la página web de la cadena de televisión.
Para lograrlo tendrá que derrotar al candidato republicano John McCain en las elecciones del próximo 4 de noviembre, una posibilidad que dista de estar clara, dado el empate virtual de ambos contendientes en las encuestas.
Si Obama gana, “el Partido Demócrata dejará de ser el partido de los Clinton”, dijo a Efe Erwin Hargrove, profesor de la Universidad Vanderbilt (Tennessee).
Pero si, por el contrario, no logra desbancar a McCain, Hillary podría tener posibilidades reales de volver a competir por la Casa Blanca en el 2012, señaló el experto.
Ver comentarios