Enviar
Obama hechiza a medios de estadounidenses

Analistas afirman que similitud de los programas electorales entre rivales hace que la campaña se centre en cuestiones de “estilo y personalidad”

Washington
EFE

Las acusaciones de Hillary Clinton de que su rival demócrata Barack Obama recibe un trato preferencial de los medios son motivo de debate en Estados Unidos, donde algunos confiesan abiertamente haber sucumbido al encanto del senador de Illinois.
El hechizo ha alcanzado tal grado que es ya objeto de sátira en programas nocturnos de televisión como “Saturday Night
Live”, que inauguró su edición de la semana con una parodia de un debate entre los dos aspirantes a la candidatura presidencial demócrata.
“Como casi todo el mundo en los medios, nosotros tres estamos totalmente embelesados con Obama”, decía una pseudo-presentadora del canal de televisión CNN, que ha patrocinado gran parte de los debates de la actual campaña electoral.
El vídeo humorístico sirvió para que Hillary cargase las tintas contra Obama en el debate del martes en Cleveland (Ohio).
“Parece que siempre soy yo la que tiene que responder primero a las preguntas”, dijo.
“Lo encuentro curioso y si alguien vio el programa 'Saturday Night Live' a lo mejor deberíamos preguntarle a Barack si está cómodo o si necesita otro cojín”, añadió en referencia a preguntas del pseudo-debate, en el que los presentadores increpan a Obama sobre si se encuentra a gusto y hay algo que puedan hacer por él.
Ese comentario abrió las puertas al debate, como quedó claro la pasada noche en un foro periodístico en la Universidad de Georgetown (Washington) moderado por el presentador de CNN, Wolf Blitzer.
Los asistentes al encuentro, que contó con la participación de influyentes columnistas como el conservador Charles Krauthammer o E.J. Dionne, que colabora regularmente con el diario “The Washington Post”, coincidieron en que Obama vive una “luna de miel” mediática.
“Es innegabl
e que los medios han dispensado a Obama un trato más favorable”, aseguró Krauthammer, quien añadió que no se trata de que haya un sentimiento anti-Hillary, sino de que la prensa ha sucumbido al “fenómeno Obama”.
Los panelistas también estuvieron de acuerdo en que la similitud de los programas electorales de Obama y Hillary hace que la campaña se haya convertido en una cuestión de “estilo y personalidad”, y en ese terreno el senador afroamericano lleva la delantera.
Los expertos consultados por Efe estuvieron mayoritariamente de acuerdo con que Obama es el “niño mimado” de los medios, aunque puntualizaron que no se trata de un fenómeno inusual y alertaron que el romance podría finalizar en breve.
“Los periodistas en Estados Unidos siempre dan la bienvenida a una cara joven y fresca, un candidato que genere entusiasmo e historias poco habituales”, señaló Conrad Fink, ex vicepresidente de la agencia Associated Press (AP) y profesor de la Universidad de Georgia.
“Un candidato de ese tipo es todavía más atractivo si consigue colocarse en el primer lugar de una campaña apretada”, añadió Fink, quien cree que eso explica “lo que puede parecer un inusual afecto de la prensa hacia Obama”.
En su opinión esa “historia de amor” se desvanecerá si el senador pierde empuje.
Geoffrey Peterson, de la Universidad de Wisconsin, coincide en que Obama es el favorito mediático, pero vaticina que el romance no se prolongará más allá de finales de marzo, “cuando la prensa empezará a indagar en el pasado de Obama con más fervor”.
Por su parte Nicholas Valentino, profesor de la Universidad de Texas en Austin, cree también que Obama atraerá una cobertura más negativa en el futuro, aunque reconoce que “mientras el senador siga sorprendiendo a los expertos con su popularidad” el embelesamiento continuará.


Ver comentarios