Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Obama es banquero en jefe en mercado congelado

| Miércoles 21 enero, 2009



Obama es banquero en jefe en mercado congelado


Washington- La economía de Estados Unidos tiene escasas probabilidades de recuperarse de tal vez la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial a menos que el presidente Barack Obama logre que los bancos vuelvan a prestar dinero.
Desde que el ex presidente George W. Bush y el Congreso aprobaron el año pasado el programa TARP de $700 mil millones para socorrer a las entidades financieras con activos morosos, mediante el que se inyectó capital en Bank of America Corp., Citigroup Inc. y JPMorgan Chase & Co., ni particulares ni empresas han recibido parte alguna de ese dinero, y en el cuarto trimestre hubo un pronunciado descenso de los préstamos de los mayores bancos del país por activos. El mercado de obligaciones garantizadas por activos, que supuestamente permite a los bancos seguir prestando al transformar los créditos en valores negociables, sigue congelado, lo que impide a las entidades prestamistas titulizar y vender hipotecas, deuda de tarjetas de crédito y préstamos para la compra de automóviles.
Tras haber anunciado más de $1 billón en concepto de pérdidas y depreciaciones de activos, los bancos están aumentando sus reservas en miles de millones de dólares en medio del mayor desempleo en 16 años y al cabo de dos años de caídas de los precios de los hogares. La confianza de los inversionistas ha disminuido, y con ello un índice de acciones bancarias cayó a su punto más bajo en 13 años la semana pasada. El flamante presidente de 47 años no puede contar con la ayuda de la Reserva Federal, que ya bajó su tasa de interés principal hasta cero. Toda la atención se fijará en el cuadragésimo cuarto presidente ayer con la expectativa de que anuncie un magno plan de recuperación.
“Es un problema impostergable que el nuevo Gobierno debe acometerse desde el primer día y el primer minuto”, dijo Stuart Eizenstat, secretario adjunto del Tesoro de 1999 al 2001 y ahora socio en Covington & Burling LLP en Washington. “Es difícil comprender, con el grado de supervisión que hay, exactamente cómo esos bancos se metieron en tantos aprietos. Ahora lo importante es mantener su liquidez, ordenar sus balances y conseguir que empiecen a prestar dinero”.
El mercado de las hipotecas se ha contraído al mismo tiempo que la Fed bajaba las tasas de interés, según la financiera hipotecaria Freddie Mac. Mientras que la tasa promedio de una hipoteca fija a 30 años cayó por debajo de un 5% este mes por vez primera vez desde que la compañía con sede en McLean, estado de Virginia, empezó a hacer seguimientos en 1971, la tasa real que los bancos cobran a los clientes es la más alta en más de veinte años.
Esto se debe a que el diferencial entre las tasas hipotecarias a 30 años y los rendimientos de los bonos del Tesoro a 10 años es de unos 2,6 puntos porcentuales ayer, superior a 1,6 puntos porcentuales en el 2003 y 1,5 puntos porcentuales en 1993, según datos compilados por Bloomberg y Freddie Mac. El diferencial era de unos 3,3 puntos porcentuales en junio de 1986.
La economía de Estados Unidos se está perjudicando porque los bancos se niegan a transmitir los ahorros a los clientes, en momentos en que el país sufre la peor recesión desde los años ochenta del siglo pasado, a juzgar por la caída de la manufactura, las exportaciones y el gasto del consumidor de Estados Unidos.
Las compañías suprimieron casi 2,6 millones de empleos en el 2008, la mayor cantidad desde 1945, informó el Departamento de Trabajo. La tasa de desempleo subió a un 7,2% en diciembre, lo máximo en casi 16 años, y puede que aumente a un 8,4% en el cuarto trimestre, según un sondeo de economistas llevado a cabo por Bloomberg.
Los analistas están bajando los pronósticos de crecimiento. La economía se contraerá un 1,5% este año, medio punto porcentual más de lo previsto el mes pasado, según el cálculo promedio de los economistas sondeados la semana pasada.
“Estamos en medio de un Pearl Harbor económico ahora mismo, dijo el inversionista multimillonario Warren Buffett, presidente de Berkshire Hathaway Inc., en una entrevista a fines de la semana pasada con Tom Brokaw para el programa Dateline NBC.