Enviar

El nuevo puerto en Moín es necesario. Pero su construcción debe garantizar un costo adecuado, protección de los recursos naturales, impulso económico a la ciudad de Limón y un trato justo para las personas de la comunidad que resultarían afectadas


Nuevo puerto… con condiciones

Es necesario continuar con los proyectos que el país requiere para el crecimiento de la economía y para nuevas fuentes de trabajo. Un claro ejemplo de esto es la construcción de un puerto de contenedores en Moín.
Sin embargo, la forma en que se ha venido intentando realizar esta y otras obras, especialmente las de infraestructura, han generado fuertes enfrentamientos por parte de grupos de la población, debido a que muchos costarricenses se dan cuenta de decisiones y procedimientos erróneos y entonces todo da marcha atrás.
Así no puede continuar Costa Rica. Mientras no estén los profesionales más capaces y experimentados del país, sin importar su color político, al frente de las instituciones de gobierno y del Estado, comprometidos a que estas den un alto rendimiento para el bien común, no saldrá esta nación de frustrados intentos por avanzar.
No se logrará el resultado correcto si no se toman en cuenta, en cada oportunidad, una serie de condiciones no negociables.
En el caso del nuevo puerto de contenedores debió tomarse en consideración, desde el inicio, la protección del ambiente en el Caribe Norte, que el plan significara un impulso económico a la ciudad de Limón y que se protegiera de un modo justo a los vecinos de Moín, comunidad que sería impactada con el proyecto.
Sabemos de la urgencia de esas obras ya que las instalaciones actuales de Moín no tienen grúas ni muelle con profundidad suficiente además de poca capacidad de expansión. Así, el país no puede competir.
Sin embargo, las cosas deben hacerse bien y de forma transparente. De lo contrario, seguiremos perdiendo el tiempo de enfrentamiento en enfrentamiento y esto no beneficia a nadie.
Una nota de este medio hoy detalla cómo se podría hacer para construir el nuevo puerto tomando en cuenta, por ejemplo, lo necesario para que las luces de la terminal no desorienten e impidan el desove de las tortugas que allí lo hacen, entre otras cosas. Hay tecnología en el mundo que puede utilizarse para esto.
Los problemas se presentan cuando nuestros gobiernos no se ocupan de estudiar y exigir esa y otras condiciones que los proyectos, ya sean de concesión o de contratación por licitación, deben respetar.
No es necesario frenar el desarrollo de Costa Rica para preservar su valiosa reserva natural y el bienestar de su gente. Por el contrario, ello debe ser siempre nuestro principal haber, caminando de la mano hacia un progreso que no les perjudique. Los grandes avances científicos y tecnológicos y una permanente visión acertada de proyecto país deben ser usados para esto.

Ver comentarios