Nuevo oponente para los atletas olímpicos: el calentamiento global
La mascota Vinicius y Tom, último para representar la flora de Brasil, afectada por el calentamiento global. Bloomberg/La República
Enviar

Advertencias sobre el cambio climático realizadas durante la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos el viernes son propensas a perjudicar a los atletas que luchan para entrenar y competir en el calor tropical de Brasil.
Corredores de maratón, nadadores, jugadores de voleibol e incluso los árbitros de fútbol sucumbirán a las temperaturas extremas y falta de concentración durante los juegos, arriesgando su vida a un golpe de calor, según un informe del Observatorio do Clima, un grupo de la sociedad civil brasileña.


“Debido al calentamiento global, el deporte nunca será lo mismo otra vez y récords establecidos en olimpiadas pasadas puede que no se puedan superar”, estableció el informe.
El calentamiento global era un tema clave de la ceremonia de apertura, que ofreció mapas, tablas y gráficos del aumento en la temperatura mundial. El derretimiento de los casquetes polares y el incremento del nivel del mar fueron primordiales en la presentación.
Brasil se calentó más rápido que el promedio global, un grado centígrado, en los últimos 54 años y otras cuatro ciudades obtuvieron nuevos registros de calor en 2015, según el informe.
Si los países no cumplen los objetivos para limitar el aumento de la temperatura global, 12 ciudades brasileñas pueden despedirse de los juegos olímpicos a finales de la década.
Las altas temperaturas no han tenido un impacto en la Olimpiada de este año, según José Marengo, un científico del clima en el Centro Nacional del Gobierno de Brasil para la vigilancia de la alerta de desastres naturales.
Las temperaturas en Río podrían ascender a alrededor de 30 grados Celsius el 15 de agosto de alrededor de unos 24 grados centígrados el lunes, según Accuweather.com.
A pesar de que los juegos se llevan a cabo durante el invierno de Brasil, el calor todavía puede impedir el rendimiento, sobre todo en la maratón donde los registros Olímpicos solo se han roto en temperaturas inferiores a 12 grados centígrados.
Los corredores tienen mejor rendimiento entre los 8 y 11 grados, muy por debajo del nivel esperado de este mes en Brasil, según el informe.
Durante los próximos años, los atletas son propensos a "ceder a la fatiga antes, incluso si permanecen en la competición hasta el final", según el informe.
Los próximos Juegos Olímpicos de Tokio en 2020 podrían tener más olas de calor porque el cambio climático tiende a crear veranos más cálidos e inviernos más fríos, dijo Marengo. Las temperaturas en la capital japonesa llegarán hasta los 36 grados centígrados esta semana, según AccuWeather.
"Las temperaturas son cada vez más altas y las olas de calor son cada vez más frecuentes", dijo Marengo. "No vemos muchos estudios que muestran cómo este estrés por calor afectará a las personas que trabajan al aire libre".
Es probable que sea difícil para los atletas de climas más fríos, dice el tenista brasileño Fernando Meligeni. Se sabe que los jugadores europeos no están acostumbrados a la humedad, lo que hará que suden más de lo normal.
Las temperaturas cálidas ya han afectado varios atletas. Dos partidos de fútbol en el Mundial de 2014 en Brasil requirieron tiempo técnico cuando los llamados "temperaturas de bulbo húmedo", una medida utilizada en salud ocupacional, llegaron a los 32 grados centígrados, que es el umbral para detener un juego para la FIFA. Varios atletas en los eventos de prueba para los Juegos Olímpicos de Río tenían lesiones relacionadas con el calor. Once de los 18 marchistas sucumbieron al calor y una se desmayó, según el informe.
Las compañías textiles están creando nuevos materiales que pueden ayudar a los atletas a lidiar con el calor mientras que un fisiólogo incluso ha probado un "casco de hielo" que podría formar parte del kit para los atletas. Sin embargo, estas nuevas tecnologías pueden resultar demasiado caras para los atletas más pobres, por lo que es difícil para ellos alcanzar a la cima de su juego, advirtió el informe.
Los organizadores de los juegos también tendrán que pensar en la opción de mover eventos al aire libre en el interior, o que los maratones sean durante las noches en el futuro para asegurarse de que están compitiendo en temperaturas más frías, dijo Marengo.


Ver comentarios