Nuevo láser elimina el bisturí en cirugía de ojos
Enviar

201602152116440.rec8nota1.jpg
Una avanzada tecnología introducida recientemente en el país, optimiza los resultados de las cirugías refractivas para eliminar el uso de los anteojos, sin necesidad del tradicional microqueratomo o cuchilla tipo bisturí.
Se trata de un láser que en lugar de utilizar cuchilla para realizar los cortes dispara ondas de luz que producen la separación de las capas de la retina en un promedio de dos a seis segundos.
El método ofrece una solución más rápida y segura porque minimiza el riesgo de cortar otras partes sanas del ojo, además de que el paciente tendrá una mejor visión una vez recuperado de la intervención.
Quienes se someten a la cirugía tienen casi un 100% de seguridad de que no volverán a padecer de hipermetropía, astigmatismo, miopía y algunos ni presbicia.
“Hay un mayor porcentaje de éxito, la persona ve mejor y el corte es más perfecto, lo que hace que disminuya mucho el riesgo calculado”, dijo Zlatko Piskulich, especialista en retina y vítreo.
La inversión para este procedimiento es un poco mayor al tradicional, pero significa un proceso más eficiente y con mejores resultados, dijo Piskulich.
Asimismo, con el Fs200, los trasplantes de córnea tienen una mayor exactitud al momento de colocar la córnea donadora, con lo que el paciente tiene menos graduación postoperatoria y su recuperación es más rápida.
El láser también es eficaz en la colocación de anillos intracorneales para casos de queratocono, una condición no habitual en donde la córnea adquiere forma de cono haciendo que el ojo sobresalga.
Se estima que en Costa Rica cerca de un 6% de personas sufre de queratocono.
El astigmatismo, que es una desfiguración de la córnea haciéndola ovalada, afecta a un 65% de la población, mientras que la miopía y la hipermetropía, las padece por un 30% de ticos, aproximadamente.
Las personas que buscan la cirugía por alguno de estos padecimientos visuales pero que ya tienen presbicia, no pueden esperar grandes resultados, por lo que es mejor hacerlo a edad temprana, dijo el especialista.
La presbicia afecta al 100% de la población después de los 45 años y consiste en un endurecimiento del cristalino del ojo, por condiciones propias de la edad, dificultando la visión de cerca.
En este caso, lo que se acostumbra es el implante de un lente interno para corregir el problema.

 



Ver comentarios