Enviar
Además del edificio tipo “call center” se deberá construir otro para albergar a diputados
Nuevo Congreso no será suficiente
Solución inmobiliaria sería “temporal” mientras se desarrolla el Centro Cívico

El trato está casi cerrado, solo falta una firma para que la Asamblea Legislativa se traslade a Zapote, antes de diciembre de 2011, al debatido edificio tipo “call center”, abandonando así su vieja y deteriorada casa en Cuesta de Moras tras 52 años.
No obstante, para que el cambio de sede se haga realidad, además del edificio Mira ubicado 200 metros al oeste de Casa Presidencial es necesario construir un inmueble adicional.
La nueva edificación se levantaría en el mismo terreno del Mira, en la parte trasera. Sería un edificio de al menos dos plantas y en una de ella se ubicarían las curules de los diputados.
Mientras que al otro inmueble se trasladarán unos 700 empleados de la Asamblea Legislativa, todos relacionados con la labor que realizan los parlamentarios, pues toda la parte administrativa se quedará en el viejo edificio central, en las localidades donde no existe una orden de desalojo del Ministerio de Salud.
El plenario no se ubicaría en el edificio Mira, por cuestiones de acceso, seguridad y flujo de visitantes, que ocasionarían una aglutinación masiva de personas en algunas ocasiones.
Asimismo, se habilitaría otro acceso a la propiedad en la parte trasera para facilitar el tránsito vehicular.
“El edificio Mira es una posibilidad real, es el proyecto que está más avanzado, que cumple con las expectativas que nos solicitó la Asamblea Legislativa. Pero debemos considerar el sector más importante, que es el plenario, el cual debe cumplir una serie de requisitos, no solo de comodidad, sino también de seguridad y acceso a la gente. En este sentido valoramos construir una edificación paralela o bien adicionar al inmueble que existe dos pisos más”, explicó Mario Rivera, gerente general del Banco de Costa Rica (BCR), entidad encargada de elegir la nueva sede legislativa.
El viernes pasado se suscribió un fideicomiso inmobiliario que permitirá al Primer Poder de la República arrendar una sede temporal, con opción a compra durante un periodo de cinco años o bien de hasta 30 años, mientras se construye la permanente en los terrenos de Cuesta de Moras.
Los fondos del fideicomiso son del Banco Centroamericano de Integración Económica, pero serán administrados por el BCR.
Para el alquiler del edificio Mira tentativamente se tienen presupuestados $30 millones. Sin embargo, el acuerdo total es por hasta $96 millones, pues el banco estatal también tiene la responsabilidad de financiar la edificación de la sede permanente en el marco del Centro Cívico Nacional.
Si bien el viernes quedó en firme la conformación del fideicomiso, aún no sabe cuál será la mensualidad ni la tasa de interés que se deberá pagar por el arrendamiento.
El traslado del Congreso responde a que desde mediados de año, María Luisa Avila, ministra de Salud, les dio 18 meses a los diputados para desalojar los inmuebles actuales. Tras detectar condiciones insalubres en el Edificio Sion y la Casa Rosada que sirven de oficinas para varios legisladores; el Castillo Azul, sede de la Presidencia del Congreso y los archivos del edificio principal.

Natasha Cambronero
[email protected]
Ver comentarios