Nuevo restaurante urbano-fusión llegó a barrio Escalante
Foto Gerson Vargas/La República.
Enviar

Una nueva oferta gastronómica urbana-fusión nació en barrio Escalante, se trata de El Palo e la Bruja.

El restaurante se ubica 100 metros norte del Fresh Market, donde ofrecen una experiencia a los sentidos con sabores característicos del concepto urbano.

En donde destacan platillos como hamburguesa con queso azul y arándanos, los tacos de camarón con piña, pico de gallo y cebolla, así como su amplio menú de cocteles.

El Palo e la Bruja cuenta con espacio para unas 130 personas e integra los colores gris y verde, así como obras de diferentes artistas urbanos nacionales.

La puesta en marcha de este emprendimiento generó una inversión de $80 mil, y empleo a unas diez personas.

“Parte de nuestras proyecciones es trabajar el negocio como marca y franquiciarla”, aseguró Felipe Mora, copropietario de El Palo e la Bruja.



Ver comentarios