Enviar
Locales tendrán que informar cantidad de grasas “trans” y azúcares
Nuevas regulaciones en ventas de comidas rápidas
Ministerio de Salud deberá educar a la población sobre estos productos
Empresarios alegan estar al día con todas las regulaciones

Los restaurantes de comidas rápidas deberán adoptar prácticas de eliminación de aceites nocivos en sus preparaciones e informar a los consumidores sobre el contenido de grasas “trans” y azúcares de sus productos.
Lo anterior debido a una sentencia de los tribunales, la cual le dio razón a un ciudadano que reclamó que los expendios de comidas rápidas no ejercen control sobre la idoneidad de los aceites y azúcares utilizados en la preparación de los alimentos.
Por ello, este tipo de negocios deberán publicar en un lugar visible dentro de sus locales toda la información nutricional de sus productos, con el fin de que los clientes decidan si los consumen o no.
Precisamente, con el fin de que los consumidores tengan un mayor discernimiento, el fallo también obliga al Ministerio de Salud a implementar un plan de información acerca de las consecuencias que este tipo de grasas y los altos contenidos de azúcar producen en la salud de las personas.
Las anteriores disposiciones deberán ejecutarse en un plazo máximo de dos meses.
Sin embargo, las autoridades de Salud y empresarios se muestran tranquilos con la sentencia, pues aseguran que ya está en marcha el cumplimiento de las disposiciones.
Desde el 5 de mayo entró a regir el Reglamento sobre la Calidad e Inocuidad de las Grasas y Aceites Utilizadas Durante la Fritura de Alimentos, por medio de un decreto ejecutivo.
“Nos tomó por sorpresa el fallo de la Sala Constitucional, pues nosotros ya estábamos aplicando un control sobre este tema. Nuestros inspectores ya revisan la calidad de los aceites y lo único que nos queda por implementar es una campaña de educación. Esta se enfocará en proyectar la salud como un valor”, explicó María Luisa Avila, ministra de Salud.
De acuerdo con la jerarca, es también responsabilidad de los clientes decidir si quieren ingerir o no alimentos saludables, por lo que la responsabilidad no es solo del Estado.
Algunas de las cadenas de comidas rápidas más conocidas afirman estar preparadas para cualquier tipo de estudio o prueba, pues la eliminación de grasas nocivas es un tema en el que se viene trabajando desde hace varios meses.
“Estábamos preparados desde antes, decidimos eliminar del todo las grasa ‘trans’ hace varios meses y para ello se hicieron los estudios y análisis necesarios. En este momento estamos en la fase de publicar el valor nutricional de nuestros productos”, sostuvo Gerardo Ugalde, gerente de Control de Calidad de KFC, Quiznos y Teriyaki.
Las franquicias de McDonald’s y Taco Bell expresaron similar criterio.
“Estamos tranquilos, que vengan y nos midan. La decisión de regular las grasas ‘trans’ ya se había tomado a nivel corporativo desde la casa madre, pues la regulación de Estados Unidos lo solicita así desde hace ya bastante tiempo”, explicó Viviana Fernández, encargada de aseguramiento de calidad de Taco Bell.
“Desde 2008, McDonald’s, de manera voluntaria, adquirió el compromiso a nivel mundial de no usar grasas ‘trans’ en la preparación de sus alimentos, por lo que efectuó un cambio de aceites que cumplen con este parámetro”, aclaró por su parte Rita Gutiérrez, gerente de Comunicación de McDonald’s para Costa Rica y Panamá.

Rommel Tellez
[email protected]
Ver comentarios