Enviar
Poder Ejecutivo decidió repetir el trámite para elegir a la empresa que se hará cargo
Nuevas rutas de buses operarían en dos meses



Danny Canales
[email protected]

El gobierno no esperará a que la Sala Constitucional y el Tribunal Administrativo de Transportes decidan si el concurso mediante el cual se otorgó el permiso para poner en marcha las nuevas rutas de buses se apegó a la legalidad.
Ayer se acordó retirar las consultas que había presentado ante ambas entidades y repetir el trámite para escoger nuevamente a las empresas que operarán las rutas de buses.
Se harán dos concursos. Uno rápido para otorgar permisos temporales que permitan poner en marcha el servicio de buses en unos dos meses y regirá mientras se concluye el proceso largo, mediante el cual se darán las nuevas rutas de buses por concesión, durante siete años.
La vigencia de los permisos provisionales caducará en el momento en que se escoja a las compañías que tendrán la concesión. Se estima que este último concurso podría tardar unos dos años.
El gobierno decidió realizar un “borrón y cuenta nueva” en el tema de las rutas intersectoriales debido a que no puede esperar las semanas o hasta meses que pueda tardar la Sala IV o el Tribunal Administrativo en resolver, dijo Viviana Martín, viceministra de Transportes.
Las consultas presentadas para conocer la legalidad del proceso de adjudicación de las rutas de buses tienen ya dos meses y medio.
Martín justificó que el alto costo de los combustibles y la devaluación del colón aumentan cada día más la necesidad de buscar alternativas de transportes que ayuden a reducir la factura petrolera.
Otro de los argumentos que, según la Viceministra, llevaron al gobierno a agilizar el proyecto de rutas intersectoriales es la necesidad de dar alternativas de transporte a los ciudadanos ante la restricción vehicular de 13 horas diarias que se aplica desde el mes pasado.
La idea original del gobierno fue poner a operar las nuevas rutas de buses el primer fin de semana de junio. Sin embargo, esa meta fue truncada por el Tribunal Administrativo de Transportes que impugnó el concurso.
Esa decisión del Tribunal llevó a la administración y a la empresa MPT —adjudicataria de las siete rutas—, así como a las compañías autobuseras que perdieron el concurso, a recurrir a la Sala IV.
El plan de rutas intersectoriales pretende habilitar siete nuevos recorridos entre comunidades periféricas con alta demanda de pasajeros, sin pasar por la capital.
Con el proyecto se busca ir reduciendo el número de autobuses que ingresan a la capital y así contribuir a reducir la congestión vial que es lo que produce el mayor gasto de combustible.
El primer concurso se lo adjudicó la empresa MPT, la cual estaba formada por un consorcio compuesto por 34 empresas de buses.
Ver comentarios