Enviar
Nuevas riendas
Con nuevos retos y muchos planes, Edgar Alvarez asumió la presidencia de la Asociación de Chef de Costa Rica

En una sociedad las cámaras y asociaciones deben cumplir una clara función de estimular, proveer de información, enfocar, anticiparse a las necesidades del grupo o sector que representan.
A la vez, deben velar por sus intereses, marcar el rumbo, aportar la luz más brillante para el camino y, desde luego, hacer esto con una visión y principios de responsabilidad social.
La Asociación de Chef de Costa Rica no se exime de estos principios y tiene una oportunidad de oro en este momento, de llegar a encaminarse con mayor rapidez al logro de estos objetivos, para cumplir con las expectativas que la sociedad tiene de esta cámara.
Por eso aplaudimos enérgicamente y felicitamos a la junta directiva por la decisión de nombrar al chef Edgar Alvarez en la posición de presidente. Este profesional es graduado del Instituto Nacional de Aprendizaje y certificado por la Asociación Mundial de Sociedades Culinarias.
Actualmente labora como chef ejecutivo y además gerente de Alimentos y Bebidas en el Hotel Ramada Plaza Herradura, tiene ya suficientes méritos y la capacidad para asumir este puesto con soltura.
Edgar ha competido y ganado sus medallas, impulsado prácticas innovadoras en la cocina, hasta haber cocinado para 50 mil personas y haber sido asesor de la competencia Maestro Culinario, entre otros muchos logros.
No tardamos en preguntarle a Edgar cuáles son sus planes, de manera pausada y enfocada los plantea claramente.
Entre ellas se encuentra la de premiar anualmente a los profesionales destacados, para estimular a todos aquellos cocineros a que se esfuerzan por engrandecer la gastronomía nacional.
Realizar alianzas con escuelas y universidades. “Debemos estar unidos con las instituciones para apoyarlas y juntos fortalecer la educación gastronómica del país. Lograr alianzas con productores y proveedores. Lo importante es comprender que como cocineros la materia prima es el primer paso para lograr un buen plato”, dijo.
Contribuir a fortalecer la identidad culinaria costarricense, ya que para él es muy importante pensar en nuestro futuro gastronómico, hacia dónde va nuestra cocina tradicional y cuál va a ser su evolución, así como establecer un foro nacional dándole identidad a esta nueva cocina que muchos costarricenses son capaces de elevarla a niveles insospechados.
Además de apoyar las competencias culinarias. ¿Dónde si no en las competencias bien estructuradas vamos a descubrir nuevos cocineros y consolidar algunos ya conocidos?
Ver comentarios