Nuevas residencias podrían reemplazar edificios subutilizados
Enviar

Recuperar los centros urbanos es una preocupación recurrente en muchos países que lo ven como solución a un problema común: el crecimiento horizontal de las urbes, con grandes consecuencias negativas para el ambiente al propiciar la deforestación y al mismo tiempo el deterioro, obsolescencia y despoblamiento del área central.

Si bien en los últimos años varios desarrolladores inmobiliarios han construido torres residenciales en San José, brindando la posibilidad a la clase media de volver a vivir en la capital, alrededor de 30 edificios capitalinos, con ubicaciones suficientemente estratégicas se encuentran subutilizados.

Como parte de la política de repoblamiento de la ciudad de San José la Municipalidad ha propuesto que algunos edificios, que están desocupados puedan ser habilitados para que se conviertan en unidades habitacionales.

“El Instituto Tecnológico de Costa Rica planteó la propuesta, nosotros favorecemos este proceso, se lo hemos presentado a empresas que están fuera de San José, nos hemos reunido con los dueños de estos edificios y vemos con muy buenos ojos el hecho de que algunas estructuras subutilizadas se transformen en unidades habitacionales y eventualmente algunos alberguen call centers y empresas de alta tecnología que puedan estar en el centro de San José”, resaltó Johnny Araya, alcalde de San José.

Características como la seguridad, las facilidades de traslado, el contar con la mejor oferta de servicios a nivel nacional, la variedad de opciones en cuanto a gastronomía y sus alternativas de entretenimiento con más de 200 eventos culturales al mes, forman parte de las ventajas que destaca Araya para quienes se den la oportunidad de habitar en la capital.

¿Cómo incentivar la rehabilitación de edificios subutilizados?

La dotación de nueva infraestructura para ciclistas, el mejoramiento de aceras, el adaptarlas acorde con la Ley 7600, así como generar mayor espacio público son parte de las acciones que pueden incentivar la idea de rehabilitar estos edificios capitalinos como residencias.

“Si queremos una ciudad más humana y replantear el repoblamiento de la capital, necesitamos que sea menos ruidosa y más fácil el movilizarse en ella, así será posible atraer a quienes prefieren vivir en la periferia y desplazarse a los centros comerciales en carro, lo cual pasa una factura ambiental importante a las familias, pues muchas veces esta realidad les obliga a sacrificarse por incurrir en una préstamo para comprar un vehículo”, comentó Federico Cartín, cofundador de Sum Consulting empresa de planificación urbana y presidente de la Fundación Rutas Naturbanas .

Otro aspecto relevante es el ordenamiento del transporte público, lo cual es importante abordarlo de manera integral, tomando en cuenta todas las oportunidades o medio, ya sea buses, bulevares, tren y los actores detrás de cada uno de ellos.

“Se trata de analizarlo como un tema de costo y oportunidad, nuestra factura por congestionamiento vial llega al 6,5% del PIB, es decir más que el presupuesto de educación y uno de los más altos de Latinoamérica, hay que verlo como tema de productividad también”, resaltó Cartín.
 

201707281607060.rec-1.jpg