Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



NACIONALES


Nuevas reglas desvanecen suerte para casinos

Redacción La República [email protected] | Viernes 11 abril, 2008



Normativas aprobadas ayer buscan desalentar llegada al país de este tipo de negocios
Nuevas reglas desvanecen suerte para casinos

• Clubes de juego deberán cumplir regulaciones en cuanto a horario, espacio físico y cantidad de máquinas instaladas, entre otros
• Dueños aseguran estar preocupados por efectos de la reglamentación sobre el empleo

Karen Retana
[email protected]

La ruleta de la suerte no favoreció en esta oportunidad a los casinos, ya que a través de la promulgación de cuatro decretos y una directriz se pretende desalentar la llegada de este tipo de empresas al país.
La normativa contempla un reglamento de casinos de juego donde se ordena lo relativo a la autorización, instalación y operación de este tipo de negocios.
“No estamos dispuestos a seguir regalando tiempo a la Asamblea para que avance en una ley que ha esperado diez años en el Congreso, de ahí que hemos entrado en este tema vía regulaciones administrativas”, sostuvo Laura Chinchilla, ministra de Justicia.
Con la nueva reglamentación aquellas empresas que quieran abrir un casino deberán pertenecer a la misma sociedad o persona propietaria del hotel, a fin de evitar el trasiego de patentes.
También se prohíbe que las nuevas edificaciones tengan acceso directo a la calle.
Para autorizar su funcionamiento, el hotel deberá estar empadronado ante la Caja Costarricense de Seguro Social y contar con un permiso sanitario extendido por el Ministerio de Salud.
Solamente el 15% de la infraestructura de un hotel puede ser destinado a casino.
Para la operación de un club de este tipo, el hotel deberá tener un mínimo de 60 habitaciones, categoría tres estrellas, servicio completo y solo podrá operar de 6 p.m. a 2 a.m.
En caso de incumplimiento, el hotelero podría perder los beneficios que otorga la declaratoria turística que brinda el Instituto Costarricense de Turismo.
Por otra parte, dentro de los casinos solo podrán operar diez mesas de juego y 60 máquinas por el mínimo de 60 habitaciones, relación que podría aumentar a una máquina por cada diez habitaciones adicionales.
En las salas también se deberá restringir el ingreso de menores de edad y personas en estado de embriaguez o drogas y con portación de armas.
El decreto además prohíbe la distribución gratuita de licor por parte del hotel a los jugadores. En este sentido la normativa obliga a los casinos a someterse a la Ley Sobre Estupefacientes y Sustancias Psicotrópicas.

Otra de las normas a las que se deben apegar es la solicitud de permiso sanitario, el cual tendrá vigencia de un año, debido a las implicaciones que produce a la salud pública la adicción a los juegos.
El anuncio tomó por sorpresa a algunos empresarios dedicados a esta actividad, quienes reconocieron desconocer el trasfondo de la normativa.
“No conozco los decretos, pero estamos abiertos a que exista una reglamentación”, indicó Adriana Campos, asistente de presidencia del Casino Concorde.
Representantes del Casino Fiesta mostraron su preocupación sobre las consecuencias que traerían las disposiciones en el tema de empleo.
“Me preocupa que pueda acarrear despidos, sobre todo en el caso nuestro que brindamos empleo a 700 personas”, indicó David Pirie, gerente de Mercadeo de la empresa Thunderbird, que tiene las op
eraciones de los Fiesta y del Lucky’s.
La compañía desarrolla un proyecto en Tres Ríos, el cual contempla la construcción de un negocio de este tipo.
“Vamos a cumplir la ley, una vez que salga. Quiero que entiendan que somos una empresa de entretenimiento, que estamos en contra de la prostitución, la drogadicción; los invito a hacer inspecciones para que conozcan el tipo de entretenimiento que ofrecemos”, agregó Pirie.
Pese al desconcierto de los empresarios, los decretos entrarán en vigencia a partir de su publicación en La Gaceta. Se estableció un periodo de seis meses para que los 48 casinos que operan en el país se adecuen, excepto en términos de infraestructura.
El Ministerio de Gobernación será el encargado de vigilar el cumplimiento de dichas disposiciones.
La iniciativa es fruto del trabajo que realizó la comisión interinstitucional, creada en marzo pasado, para analizar y proponer reformas ante el anuncio de la posible instalación de nuevos casinos en suelo nacional.